EXPANSIÓN NATURAL

Zonas rurales perciben como “negativo” el aumento de masa forestal

Vista panorámica del Parque Natural del Alto Tajo. EFE/ J. Benet

Un análisis elaborado por investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) junto a otras instituciones ha concluido que el aumento de la masa boscosa se percibe como un “factor negativo” en las zonas rurales frente a la visión “positiva” en las urbanas.

El documento, que analiza los efectos del crecimiento de los bosques en cuatro áreas repartidas entre dos zonas rurales y dos zonas periurbanas de España y Francia a partir de un conjunto de arboledas en crecimiento dominadas por una especie concreta, ha certificado que la percepción del crecimiento de los bosques es diferente dependiendo de si la población vive en una ciudad o en una localidad pequeña. 

La causa principal del incremento de los bosques naturales es la despoblación rural, debido a la migración de personas hacia las áreas urbanas, pero también la política agraria de la Unión Europea.

Beneficios de la Naturaleza

El trabajo se ha desarrollado a partir de 10 de las 18 variables incluidas dentro del listado de los beneficios que la Naturaleza aporta a las personas y que recoge el protocolo internacional NCP de contribuciones tanto positivas como negativas que organismos y ecosistemas aportan a la calidad de vida de las personas.

En el caso de España “nos hemos centrado en las zonas rurales del Parque Natural del Alto Tajo y el pre-pirineo catalán y, en caso de las zonas periurbanas, en el área metropolitana de Barcelona”, ha explicado el investigador del MSCN-CSIC Andrés Bravo, mientras que, en el de Francia, el lugar elegido ha sido la zona entre la ciudad de Burdeos y la cueca de Arcachon.

Despoblación en áreas rurales

De acuerdo con los datos recogidos, la población rural ve la densificación como un evento negativo, especialmente entre el sector agrícola y forestal, ya que “es el reflejo del problema social que supone la despoblación en las áreas rurales, que se asocia con la pérdida de identidad y herencia cultural”, según el estudio. 

Sin embargo, la población urbana valora este crecimiento como “un aumento de las experiencias físicas y psicológicas positivas”. 

De acuerdo con las impresiones recogidas por el informe, para los ciudadanos la expansión de los bosques supone una oportunidad de restaurar ecosistemas, mitigar el cambio climático y analizar la contribución de la Naturaleza en nuestro bienestar, aunque la acumulación de biomasa también se considera un factor de mayor riesgo de incendios. 

El crecimiento espontáneo de los bosques es importante para la regulación climática si bien los investigadores del Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (CREAF) Raquel Alfaro-Sánchez y Josep María Espelta han puntualizado que el estudio acutal es apenas “el punto de partida porque queda mucho por estudiar y profundizar”. EFEverde




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com