ECUADOR PETRÓLEO

Zapateado para evitar la explotación de Yasuní

Zapateado para evitar la explotación de Yasuní

Un grupo de activistas ambientalistas ecuatorianos se congregó hoy en el centro de Quito para protestar, con un zapateado, contra la explotación petrolera en el eje ITT, situado en el parque nacional Yasuní, en el corazón de la selva amazónica de Ecuador.

Con música y un fuerte zapateo, los manifestantes volvieron a rechazar la decisión del Gobierno ecuatoriano de explotar los campos Ishpingo, Tambococha y Tiputini (ITT), así como poner fin a una iniciativa ambientalista que pretendía dejar bajo tierra dicho crudo, para proteger la reserva selvática.

 

“El Yasuní no se vende, se respeta y se defiende”, gritaron los activistas que protestaron en el parque El Arbolito, en el centro de Quito, un sitio emblemático desde donde suelen iniciar las manifestaciones de indígenas y de otros grupos sociales.

 

Con tambores y panderetas, los manifestantes, medio centenar, también corearon canciones de protesta entonadas por el popular cantautor Jaime Guevara, que también se opone a la explotación petrolera en el Yasuní.

 

“La Constitución no es papel higiénico”, señalaba una de las pancartas, en alusión a que la Carta Magna ecuatoriana contiene normativa para la protección de los derechos de la naturaleza.

 

Un piquete de policías se apostó en las afueras de la Corte Constitucional, a un costado del parque El Arbolito, para evitar una eventual acción de los manifestantes contra el edificio.

 

Grupos ambientalistas y de izquierdas han pedido a la Corte Constitucional que califique el llamamiento a una consulta popular para que el pueblo decida sobre la petición del Gobierno para explotar el eje ITT.

 

La Asamblea Nacional, por su parte, se disponía hoy a abrir el primer debate sobre la petición del Ejecutivo para que se permita la explotación petrolera en el Yasuní.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, ha dicho estar dispuesto ir a una consulta popular, si se cumplen los requisitos para convocarla, pues considera que la población apoya su propuesta de explotar el ITT bajo los más estrictos estándares ambientales.

Correa considera que con la explotación de esos campos, que generaría más de 18.000 millones de dólares en una década, su país podría combatir la pobreza extrema y dirigir el desarrollo de la nación, especialmente de la región amazónica, tradicionalmente excluida y marginada.

El Yasuní es una reserva amazónica considerada como una de las regiones de mayor concentración de biodiversidad del planeta. EFE




Secciones:        

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies