TRÁFICO ESPECIES

WWF pide colaboración a turistas para evitar tráfico de especies

WWF pide colaboración a turistas para evitar tráfico de especies Dos Iguanas Verdes de Nicaragua en un mostrador en una imagen de archivo. EFE/Mario López.

La organización conservacionista Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) ha lanzado hoy una campaña de sensibilización dirigida a las personas que viajan al extranjero en vacaciones para evitar que colaboren indirectamente con el tráfico de especies y el deterioro de la biodiversidad al adquirir productos locales de origen animal o vegetal.

Las ‘Diez reglas de oro del viajero responsable‘ recuerdan que el hecho de que un objeto esté en venta “no significa que sea legal o que lo puedas traer de vuelta a casa” ya que algunos productos pueden estar fabricados con partes de plantas o animales protegidos, como los caparazones de tortugas marinas, los colmillos de elefante o las pieles de felino.

Su comercio, recuerda, es un delito según la Convención sobre el Comercio Internacional de especies de Flora y Fauna Salvajes Amenazadas (CITES, por sus siglas en inglés).

Entre las medidas de WWF España figuran evitar la adquisición de bisutería, joyas u objetos de decoración elaborados con caparazón de tortuga como el carey -las sietes especies de tortuga marina que existen en el mundo están en peligro de extinción- o con marfil -tanto de elefante como de morsas, focas, narvales o hipopótamos-.

La ong recuerda que no es legal importar pieles y objetos fabricados con el pelaje de felinos, focas, osos, polares, nutrias o reptiles y destaca que, debido al tráfico de especies, “hoy en día hay más ejemplares de tigre en cautividad que en libertad”.

Corales, plantas exóticas, “bálsamos milagrosos” de origen oriental, mascotas, maderas talladas o caviar son otros puntos de interés y advertencia en esta guía.

WWF España incluye también una lista de preguntas básicas que recomienda a los viajeros antes de comprar cualquiera de estos productos: de qué está hecho el souvenir, su procedencia o si es preciso algún permiso para adquirirlo.

Ante la duda, ha insistido en que “la mejor decisión es no comprar y contribuir así a la conservación de la vida salvaje”.

La ong recuerda que el tráfico de especies es “un negocio criminal similar al tráfico de drogas o armas, que mueve hasta 20.000 millones de euros al año” y sin embargo “es un delito mucho menos perseguido y sancionado, lo que está llevando al borde de la extinción a cientos de especies de animales y plantas”.

La iniciativa se enmarca dentro de la campaña ‘Stop tráfico de especies‘ de WWF que persigue frenar el tráfico de marfil, un negocio que provoca la muerte de 54 elefantes diarios, según sus datos. EFEverde




Secciones:            
efeverde
Plataforma global de periodismo ambiental y científico de la Agencia EFE (EFEverde y EFEfuturo) www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies