PROSPECCIONES PETROLÍFERA

WWF presenta una queja ante Bruselas por las prospecciones de Repsol en Canarias

WWF presenta una queja ante Bruselas por las prospecciones de Repsol en Canarias

WWF ha presentado una queja ante la Comisión Europea por "el incumplimiento" de la normativa comunitaria en relación a la autorización de las prospecciones petrolíferas de Repsol en Canarias, informa hoy la organización ecologista en una nota.

Según WWF, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente aprobó la evaluación de impacto ambiental del proyecto “sin analizar adecuadamente la riqueza natural de la zona afectada, entre otras graves deficiencias que vulneran las directivas” de protección de la naturaleza.

El grupo ecologista espera que las instituciones europeas impidan a Repsol perforar en aguas de Lanzarote y Tenerife, el área más importante para los cetáceos de toda la UE.

En concreto, WWF ha presentado una queja contra España ante la Comisión Europea al considerar que la decisión del Gobierno vulnera el Tratado de la UE y las directivas de protección de los hábitats y de impacto ambiental.

“Hemos denunciado ante el Tribunal Supremo los permisos de investigación otorgados por el Gobierno y ahora denunciamos ante Bruselas la declaración de impacto ambiental aprobada, ya que permite las prospecciones en el mayor núcleo de ballenas y delfines de toda la Unión”, declara el secretario general de WWF España, Juan Carlos del Olmo.

Para WWF, las localizaciones de los sondeos están precisamente en el límite del área estudiada por el proyecto Life Indemares, que descubrió los grandes valores ambientales de la costa oriental de Lanzarote y Fuerteventura.

Según las conclusiones de este proyecto, la zona es una de las más importantes del mundo para los cetáceos, con presencia de 29 especies, algunas amenazadas y todas protegidas por la legislación europea.

De hecho, Defensa ya reconoció esta riqueza declarando la zona como libre de sónar, tras unas maniobras militares que produjeron la muerte de más de una decena de zifios en 2002, añade el comunicado.

Además, WWF argumenta que el Estado ha autorizado los sondeos sirviéndose del retraso en la declaración del área marina protegida que linda con los terrenos a explorar en busca de petróleo, lo cual vulnera el Tratado de la Unión Europea.

La declaración del Espacio marítimo del oriente y sur de Lanzarote-Fuerteventura como área protegida de la Red Natura 2000 “ha sido manifiestamente demorada, pues las otras nueve zonas marinas que formaban parte del proyecto Life Indemares ya han sido aprobadas”.

Las prospecciones no hubiesen podido ser autorizadas “si el espacio ya hubiese sido declarado ya que aun situándose fuera del área protegida afectarán a las especies marinas para cuya protección fue especialmente creada”.

El proyecto también “vulnera” la directiva de impacto ambiental, pues no analiza adecuadamente el enorme rechazo social y está lleno de vaguedades e indefiniciones: no se identifican correctamente las afecciones sobre la fauna, los ecosistemas, la pesca y la población local, ni se especifican las medidas para atenuar los previsibles impactos de la actividad.

“Repsol está a punto de perforar en el corazón de la mayor población de ballenas de Europa y desde WWF haremos todo lo que esté en nuestra mano para impedirlo. Seguiremos oponiéndonos con todos los medios legales a nuestro alcance para detener la oleada de prospecciones petrolíferas que amenaza ya el 12% de nuestras aguas territoriales”, ha concluido Juan Carlos del Olmo. EFE




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies