CAZA LOBO

WWF pide suspender los 12 últimos permisos de caza del lobo antes de la prohibición

Lobos. EFE/José Luis Cereijido

La organización ecologista WWF España ha reclamado que se suspenda la subasta de los últimos doce permisos de caza del lobo previstos en la reserva de la Sierra de la Culebra, en Zamora, antes de que se apruebe definitivamente la prohibición de cazar la especie al norte del río Duero.

WWF ha mostrado este lunes en un comunicado su oposición a la subasta de los que ha considerado “los últimos doce trofeos de lobos de España” y ha tachado de “provocación” de la Junta de Castilla y León el mantenimiento de esa subasta “a las puertas” de que el lobo deje de ser especie cinegética en España.

A su juicio, la caza del lobo no sirve para reducir los daños a la ganadería o evitar el furtivismo, por lo que ha lamentado que hasta ahora se cazaran 154 lobos cada año en España y se tratara como un trofeo comercial por el que se podía llegar a pagar más de 7.500 euros en las reservas.

Por ello, la organización ecologista ha pedido poner fin a esas subastas, la inclusión inmediata del lobo en el catálogo de especies de especial protección y el impulso a un nuevo modelo de conservación y gestión “orientado a la coexistencia”.

A juicio de WWF, las subastas del lobo autorizadas por el Gobierno regional son “un auténtico contrasentido” ya que se justifican con “el falso argumento” de controlar los daños que causa la especie.

Sierra de la Culebra

A juicio de esta organización, en la Sierra de la Culebra el lobo coexiste con la ganadería “sin causar daños significativos” debido a que “abundan las presas naturales” y donde el turismo de observación de lobos crece y cada vez es una fuente más importante de ingresos y de turismo rural.

Ha aludido además a un informe que ha elaborado titulado “No a la caza del lobo”, que pone sobre la mesa “el sin sentido” que supone “seguir permitiendo la caza deportiva de esta especie tan valiosa para los ecosistemas y la sociedad”.

Ha explicado que ese informe pone de manifiesto que no existen argumentos científicos que apoyen el modelo de gestión basado en la caza deportiva del animal ya que ello no reduce el furtivismo ni los daños y genera un impacto negativo en el equilibrio de ecosistemas que perjudica a las empresas de turismo de naturaleza.

Para organización ecologista, la práctica de la caza deportiva del lobo que mantienen Galicia, Castilla y León, La Rioja y Cantabria impiden la expansión de la especie.

Para el secretario general de WWF España, Juan Carlos del Olmo, resulta inaceptable que el lobo ibérico se le considere trofeo de caza en España y no es justificable que se subasten los últimos trofeos de lobo en España en la Sierra de la Culebra cuando se sabe que la especie está a punto de ser protegida y dejar de ser considerada cinegética “de forma inminente”. EFEverde




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com