CANARIAS WWF

WWF denuncia el expolio en el archipiélago Chinijo, de Lanzarote

  • El Seprona de la Guardia Civil sorprendió hace tres semanas en el islote de Alegranza a un grupo de personas cocinando pardelas, un ave catalogada como amenazada

WWF denuncia el expolio en el archipiélago Chinijo, de Lanzarote El volcán Montaña Amarilla , en el archipiélago Chinijo. EFE/José Antonio Gallego

EFEverde.- La organización ecologista WWF ha exigido que se intensifique la vigilancia del Parque Natural del Archipiélago Chinijo, en Lanzarote, para poner fin al "reiterado expolio" que sufre su fauna y a los atentados "contra uno de los lugares de mayor biodiversidad de Canarias".

WWF hace esta demanda en un comunicado en el que felicita al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil por la intervención realizada hace tres semanas en el islote de Alegranza, cuando sorprendió a 19 personas cocinando en ese lugar un cocido de pardelas, una especie de ave catalogada como amenazada.

La asociación ecologista denuncia que el Archipiélago Chinijo se ha convertido en un espacio natural protegido “de papel, ya que no cuenta con la necesaria vigilancia”.

Además, urge a las autoridades a constituir un órgano de gestión propio del Parque Natural, que actúe como interlocutor entre los diferentes actores sociales y garantice la imprescindible coordinación entre las diferentes administraciones (Gobierno de Canarias, Cabildo de Lanzarote, Organismo Autónomo de Parque Nacionales y la Secretaría General de Pesca)”, así como a dotar a este espacio de presupuesto para personal de vigilancia.

“Casi treinta años después, la conservación del espacio natural que alberga la mayor biodiversidad marina de Canarias, las poblaciones de aves marinas, rapaces y aves amenazadas de Canarias y una de las zonas más importantes de Europa en concentración de especies endémicas de flora, sigue en peligro, pese a que durante estos años se le hayan sumado más figuras de protección, tanto regionales, nacionales como internacionales, como la última de Geoparque”, advierten los ecologistas.

El del Archipiélago Chinijo fue el primer Parque Natural declarado en Canarias (1986), con excepción de los cuatro Parques Nacionales ya existentes en las islas (Teide, Timanfaya, Caldera de Taburiente y Garajonay).

WWF subraya que “no fue por casualidad” que su declaración se adelantara un año a la del resto de parques de la Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos, porque con ella se buscaba “frenar los fuertes intereses urbanísticos y turísticos que amenazaban a uno de los rincones más olvidados de Canarias”. EFEverde

 

 

 




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies