AVES VENENO

WWF crea un grupo de aves “centinelas” contra el envenenamiento de animales

Un milano real en vuelo. Archivo EFE/Ronald Wittek

La organización conservacionista WWF ha puesto en marcha la campaña “Centinelas del veneno” en la que seis aves rapaces se encargarán de prevenir y detectar el envenenamiento de animales, una práctica ilegal que ha provocado la muerte en España de 200.000 ejemplares en 25 años.

La campaña se llevará a cabo con la ayuda de seis aves carismáticas que, equipadas con dispositivos de geolocalización, forman una auténtica escuadrilla emplumada para luchar desde el aire contra este delito ambiental, según han explicado este jueves los responsables de WWF.

Los seis centinelas del veneno de WWF

En concreto, esta escuadrilla está compuesta por dos buitres negros (Escobalón​,​ “​E​l líder” y Timón​,​ “El incomprendido”), un alimoche (Montejo​,​ “El graciosillo”) y tres milanos reales (Jara​, ​“​L​a irascible”, Yelmo​,​ “El mercenario”, y Salvia​,​ “La unificadora”).

Estas aves marcadas actuarán como “centinelas desde el aire contra el veneno”, una amenaza que supone “la primera causa de mortalidad para estas especies” debido al consumo de “cebos envenenados deliberadamente“, ha subrayado Laura Moreno Ruiz, integrante del programa de especies amenazadas de WWF España.

Los centinelas permitirán detectar y actuar con rapidez en caso de envenenamiento, ya que el sacrificio de estas aves hará posible denunciar este delito ambiental al estar equipadas con un sistema de geolocalización que “identifica el cadáver como prueba del crimen”.

Marcaje de rapaces en peligro

El especialista en seguimiento de aves amenazadas de GREFA, Juan José Iglesias, ha subrayado que este sistema no solo “permite saber cómo viven o por donde se dispersan” sino también “en qué circunstancias mueren”.

Los nuevos sistemas de marcaje incorporan sensores que revelan si el ave “estaba volando, comiendo o bebiendo” e incluso ofrecen información relativa a la “temperatura corporal del individuo”, detalla Iglesias.

Bioindicadores 

Iglesias ha destacado que las aves rapaces seleccionadas para esta patrulla aérea contra los cebos envenenados son especies que actúan a modo de “paraguas” de otras especies que también “corren el riesgo de morir envenenadas”, ya que milanos, buitres o alimoches son depredadores que regulan los ecosistemas que habitan.

Este experto ha recordado el caso del ‘Risco’, un buitre negro nacido y marcado en el ​P​irineo catalán, que fue hallado muerto en enero de 2020 cerca de la localidad de Tres Cantos (Madrid)​.​

Una vez localizado el cadáver de ‘Risco’, “aparecieron muertos seis milanos reales y dos zorros” relacionados con el mismo caso de envenenamiento, cometido por un avicultor de la zona tras la pérdida de varias gallinas a causa de los zorros.

En marzo de 2021, una sentencia condenó al envenenador a 10 meses de cárcel y a ​abonar una sanción de 20.000 euros por ​interferir en el marcaje de una especie protegida”, aseguran desde la ONG.

Unidades caninas

Además del apoyo aéreo, WWF contará con la ayuda de las unidades caninas de la Guardia Civil, que llevan desde 2007 detectando cebos envenenados gracias a la figura del perro policial, que suma más de 70 años de servicio.

El comandante Javier Haro ha explicado que “el uso del perro ofrece una búsqueda más efectiva de cebos envenenados y artes prohibidas” además de “acotar la búsqueda”, unas ventajas que permiten acelerar los procesos judiciales para esclarecer las muertes.

​​Por su parte, el capitán de la Guardia Civil Esteban de Diego ha subrayado que las unidades caninas “nos ayudan a incautar depósitos clandestinos de productos fitosanitarios prohibidos”, que provocan el envenenamiento “no sólo de aves, sino también de reptiles y fauna endémica de los archipiélagos”.

Un sistema de alerta temprana

El coordinador de la Estrategia Andaluza contra el Veneno (EAV), Íñigo Fajardo, ha aplaudido la iniciativa porque los seis centinelas​ alados​ “son drones ecológicos que vigilan los cielos”​, ​cuyo sacrificio permitirá “descubrir la muerte de decenas de otros animales” relacionadas con el mismo caso.

Fajardo ha descrito ​la nueva campaña de WWF ​como “un sistema de alerta temprana,” que ha equiparado a las torres de vigilancia contra los incendios forestales. EFEverde




Secciones:                
EFEverde, la plataforma global de periodismo ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com