DERECHOS ANIMALES

Wert asegura que no le gusta el Toro de la Vega pero “no tiene competencias”

Archivo

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha reconocido hoy en el Senado que a él personalmente no le gusta el Toro de la Vega, pero que su departamento no tiene competencias sobre este festejo, y sí la comunidad de Castilla y León.

Wert ha respondido as√≠ al senador de Entesa, Jordi Guillot, quien en el pleno de control al Gobierno le ha pedido que haga algo para prohibir una “barbaridad” que “degrada a todos”, tras considerar que el Ejecutivo “tiene instrumentos legales” para ello.

 Durante el debate, el ministro ha recordado que el presidente del Patronato del festejo es de IU y el alcalde de Tordesillas del PSOE y ha explicado que respecto al festejo en general las competencias son de la comunidad autónoma.

Para el titular de Educaci√≥n y Cultura, el mismo principio que ha permitido que la comunidad aut√≥noma de Catalu√Īa legislara en materia de tauromaquia “es el que permite que este tipo de tradiciones populares est√© regulado por la de Castilla y le√≥n”.

En este caso y al tratarse de una tradici√≥n de car√°cter municipal, “l√≥gicamente es el ayuntamiento el que toma las decisiones”, pero ha a√Īadido que no quer√≠a eludir el car√°cter de la pregunta y ha dicho: “A m√≠ personalmente no me gusta ese festejo y creo que esta opini√≥n la comparte mucha gente”.

Pero seg√ļn Wert, la competencia no la tiene ni cree que deba tenerla √©l, salvo en el √°mbito en el que se produzcan algunas cuestiones que tengan que ver con la legislaci√≥n general y las leyes b√°sicas que el Estado puede aplicar.

Sin embargo, el senador de Entesa ha considerado que Wert s√≠ tiene competencias, y que puede hacer una ley de protecci√≥n animal y tiene instrumentos legales y lo que no puede es decir que el Gobierno no puede hacer nada y que torturar a un animal “nunca es cultura”.

Ante este requerimiento, el ministro ha asegurado finalmente que cada uno en su ámbito competencial puede hacer algo, y que el reglamento taurino estatal y el de la mayor parte de las autonomías establece algunas normas que se dirigen a limitar e impedir el maltrato animal.

Wert ha concluido afirmando que cre√≠a que el di√°logo de todas las partes interesadas, con quienes promueven el festejo y la forma de hacerlo y con quienes tienen las responsabilidades atribuidas puede efectivamente que estos festejos “se ajusten m√°s a una sensibilidad contra el maltrato y resulten m√°s aceptables” para todas las sensibilidades. EFE

pg/jdm/jcp

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com