VOLCANES GUATEMALA

La quinta erupción del volcán de fuego, 32 horas de explosiones y ceniza

Guatemala (EFE).- La quinta erupción del volcán de Fuego de Guatemala concluyó tras 32 horas de explosiones y columnas de ceniza con un saldo de 4.123 personas evacuadas y 76.160 afectadas en los departamentos de Sacatepéquez (centro), Escuintla (sur) y Chimaltenango (occidente).

En un boletín informativo, el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología informó del fin de la erupción, aunque la actividad se mantiene con explosiones constantes de características débiles y moderadas.

Dos horas antes de este último informe, el ente científico ya observaba la disminución de la actividad volcánica, cuya columna de ceniza llegaba a 5.500 metros de altura, mientras que en su reporte de conclusión de la quinta erupción la ceniza ha bajado a los 4.800 metros sobre el nivel del mar.

Explosiones y ceniza

Las explosiones mantienen “retumbos débiles y moderados”, con una “onda de choque débil sensible en el perímetro volcánico”, lo cual causaba vibración en techos y ventanas de viviendas cercanas al volcán, así como sonidos “similares a una locomotora de tren”.

El pulso incandescente en el cráter del volcán de Fuego tiene una altura de 100 a 300 metros, lo cual provoca todavía avalanchas débiles y moderadas en el contorno del cráter.

Durante las 32 horas de actividad, se originaron flujos piroclásticos y de lava, los cuales fueron visibles desde la tarde del domingo hasta la noche de este lunes, siendo aún perceptible la lava que baja en dirección de la barranca Ceniza, “así como partículas finas en suspensión”.

El portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres, David de León, comentó que los miles de evacuados regresarán este miércoles.

“Por la hora y por seguridad el retorno programado será hasta mañana (martes); sin embargo, muchas personas lo han realizado por sus propios medios desde que disminuyó la actividad del volcán de Fuego”, sostuvo.

La quinta erupción del volcán de Fuego dejó también a 2.374 personas atendidas y unas 2.330 albergadas.

En su tercera erupción del año -la más fuerte de su historia-, el coloso, de 3.763 metros de altura, provocó la muerte de más de 190 personas y dejó 1,7 millones de afectados. EFE
ecs/pp/rb/jsg




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com