Voces de la Basuraleza

Metro a metro la lucha contra la basuraleza avanza y libera miles de espacios

Javier López

Madrid, 21 jun (EFE).- Limpiar un metro cuadrado de “basuraleza” parece una idea modesta, pero secundada por miles de personas en miles de espacios naturales durante varios años consecutivos se ha convertido en un aldabonazo sobre la importancia de cambiar la cultura de usar y tirar, por la de la circularidad.

Y así, año tras año, acaba de arrancar la quinta edición “1m2 contra la basuraleza”, un proyecto en el marco de la iniciativa Libera de SEO_Birlife y Ecoembes, que además de impulsar iniciativas ciudadanas para la liberar a la naturaleza de residuos abandonados, pretende también concienciar la catástrofe ambiental que supone arrojar residuos en el medio natural.

La laguna de Soto de las Juntas, en el Parque Regional del Sureste de la Comunidad de Madrid, en el municipio de Rivas-Vaciamadrid y a pocos kilómetros del área metropolitana de la capital de España, acogió el arranque de la iniciativa Libera 2021, con la participación de la Reina Sofía.

Un enclave medioambiental de más de 300 cuadrados de extensión, conocido por la cantidad de lagunas artificiales que hay y que son consecuencia de la actividad minera de los años 60, y que, aunque ya dejaron de ser los vertederos en los que llegaron a convertirse gracias a iniciativas institucionales y ciudadanas, todavía siguen existiendo algunos puntos de concentración de residuos.

“Este problema está alterando la vida silvestre, contaminando nuestros ríos, nuestras aguas y nuestros suelos, de ahí que sea tan importante que pongamos fin a esta catástrofe ambiental que es la ‘basuraleza’, señala a EFE Óscar Martín, consejero delegado de Ecoembes.

 LIMPIEZA EN 1.100 PUNTOS NATURALES

Además de esta jornada en la Comunidad de Madrid, se han organizado también otras recogidas en 1.100 espacios naturales de todo el país, con las que se ha logrado recoger un total de 114 toneladas de residuos abandonados en entornos terrestres, fluviales y marinos de todas las provincias españolas.

Más de 10.000 voluntarios, organizados en grupos limitados, siguiendo las medidas de seguridad sanitarias, han participado en esta edición de “1m2 contra la basuraleza”, consiguiendo que 114 toneladas de residuos no solo dejen de afear sino, y sobre todo, de afectar a los entornos naturales y a las especies que en ellos habitan.

La quinta edición de esta gran cita colaborativa ha contado, un año más, con el respaldo de la Reina Sofía, que participó, además, en la recogida en el Soto de las Juntas (Madrid); y también cuenta con la colaboración y respaldo de entidades científicas, educativas y divulgativas, entre las que se encuentran Cruz Roja, Hombre y Territorio, Oceánidas, ANSE, Alnitak, ADENEX o Promemar.

Es un orgullo ver los resultados de esta quinta edición, sobre todo después de que el año pasado no pudiera llevarse a cabo. La respuesta de todos los voluntarios ha sido emocionante. Más de 10.000 personas comprometidas y concienciadas que son verdaderos embajadores del cambio y de la lucha contra la basuraleza”. señala Sara Güemes, coordinadora del Proyecto LIBERA de Ecoembes.

MASCARILLAS CONVERTIDAS EN “BASURALEZA”

Latas, envoltorios, piezas de plástico y de vidrio, toallitas, preservativos y, sobre todo, colillas siguen siendo los residuos más encontrados a nivel nacional, a los que hay que sumar algunos tan dispares como televisiones, neveras, colchones, ropa, e incluso, impresoras.

Pero la pandemia ha traído otros enemigos ambientales con los que nadie contaba antes de 2020, otra variante de basuraleza como son “las mascarillas, los guantes y otros elementos de protección de un solo uso”, tal y como desvela también a EFE Miguel López, director de la organización SEO/Birdlife.

“Estos nuevos residuos, además de los ya habituales, suponen una doble amenaza: por un lado perjudican gravemente los ecosistemas naturales y repercuten de forma directa e indirecta en su fauna y su flora, y por otro agrava también la calidad de vida de las personas al generar una contaminación que llega al ser humano a través del agua, de la comida o del aire”, añade López.

CONCIENCIACIÓN Y NUEVAS TECNOLOGÍAS

Por todo ello, además de estas grandes recogidas colaborativas ciudadanas para liberar la naturaleza de residuos abandonados, es fundamental la concienciación y la sensibilización de la sociedad en esta materia, reflejadas también en la campaña.

“Estamos frente a un problema ecológico de primer orden que tenemos que atajar, no solamente ‘in situ, sino también desde donde se origina, que es en nuestras decisiones de consumo”, afirma el director de SEO/Birdlife.

También es crucial concienciar desde muy temprana edad, de ahí que este movimiento esté trabajando también “en muchos colegios y también en los 1.100 puntos donde realizado recogidas y donde habrá charlas específicas para explicar y acercar el impacto de la basuraleza en nuestras vidas”, indica también el consejero delegado de Ecoembes.

Para ello, y como gran novedad, este año se ha creado la “App” (aplicación) “Basuraleza”, en la que se podrá registrar la basura encontrada y comprobar los residuos más habituales por provincias.

“Podemos fotografiar lo que nos vamos encontrando en cada uno de los sitios por los que vamos paseando y tener información para saber por zonas geográficas qué mensajes tenemos que dar a la ciudadanía para atajar el grave problema de la basuraleza”, concluye Óscar Martín. EFE

jlp/al/lml

 

La serie Voces de la Basuraleza de EFEVerde tiene como objeto poner rostro a los científicos, ecologistas y ciudadanos que trabajan por la economía circular y contra el abandono de residuos en la naturaleza en el marco del  Proyecto LIBERA de SEO/BirdLife y Ecoembes para conocer el impacto del abandono de residuos en el medio natural y revertir este problema para los ecosistemas y la salud en general.

Otras voces de la basuraleza

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com