TURISMO SOSTENIBLE

Vinos y aves: el maridaje perfecto

  • Una iniciativa del grupo Matarromera combina enoturismo y ornitología en programa de fin de semana

Vinos y aves: el maridaje perfecto Lagunas de Villafáfila (Zamora). Imagen cedida por la Fundación Patrimonio Natural

Conjugar naturaleza, aves y vino para lograr el maridaje perfecto es la nueva filosofía de empresas vinícolas ubicadas en entornos naturales privilegiados donde el turismo crece, se especializa y exige un producto diferenciado y de calidad.

La oferta turística de estas empresas busca así la complicidad con la naturaleza, a la que convierte en aliada con una apuesta por la sostenibilidad en todos sus procesos, desde la recogida de la uva hasta la elaboración del producto final; “se trata de devolver a la tierra lo que la tierra te da“.

Lagunas Villafáfila

Uno de los antiguos palomares restaurado para observatorio de aves en las Lagunas de Villafáfila. EFE/María Moro

 

Así lo ha explicado a EFE Raquel Antón, responsable del departamento de Enoturismo de la bodega Emina, perteneciente al grupo Matarromera, que este fin de semana pone en marcha una iniciativa turística que combina las tradicionales catas y visitas a las bodegas con rutas ornitológicas y de reconocimiento del entorno.

Enoturismo y ornitología

Un completo programa de fin de semana que arranca en las Lagunas de Villafáfila (Zamora), uno de los espacios privilegiados para la observación de aves, especialmente de ánsares y avutardas, donde el visitante se iniciará en la ornitología, la fotografía o la interpretación de la naturaleza de la mano de expertos de la empresa de servicios turísticos Náyade.

A continuación, el paquete turístico ofrece un paseo por los viñedos en torno a la bodega Cyan, de la denominación de origen Toro, la última en incorporarse al grupo Matarromera, tocar las vides, familiarizarse con el trabajo de campo y los procesos de elaboración o hacer una cata directamente del depósito.

“Se trata de introducir al visitante en el mundo del vino de una manera diferente, que conozca lo que es la naturaleza domesticada”, ha explicado Raquel Antón.

La siguiente parada se realiza en las Riberas de Castronuño (Valladolid), ecosistema clave como lugar de nidificación e invernada de aves acuáticas como la garza, el martinete y la garceta, donde vuelve a ganar terreno la divulgación en torno a la ornitología, la fotografía y la naturaleza.

Bodegas Cyan

Interior de las bodegas Cyan, en Valdefinjas (Zamora). EFE/María Moro

La visita continúa en la bodega Emina, en Medina del Campo, que produce los blancos de la denominación de origen Rueda y que destaca por su apuesta por la sostenibilidad, y culmina en Oliduero, la primera almazara ecológica de la provincia de Valladolid.

“Son dos visitas completamente diferenciadas, porque al final son dos formas diferentes de elaborar vino y también dos paisajes diferentes, interrelacionados por el transcurso del Duero”, ha explicado Raquel Antón.

Apuesta por la sostenibilidad

Pero para conseguir la armonía perfecta con la naturaleza, el grupo Matarromera comenzó por apostar por los procesos y las instalaciones sostenibles; “tanto las bodegas como la almazara producen más energía de la que necesitan”.

En el caso de la almazara, “el hueso de la aceituna se vuelve a usar para el consumo interno en la caldera de biomasa, se aprovecha al máximo la luz natural con paneles solares y está construida con materiales reciclados”.

Y en las bodegas “se reutiliza todo”, incluso los hollejos de las uvas, a los que se extraen los polifenoles -compuestos químicos con gran poder antioxidante y antienvejecimiento- para fabricar una línea de cosmética de alta gama que incluye cremas faciales y corporales.

Precisamente este producto ha inspirado al grupo Matarromera para ofrecer un novedoso concepto de maridaje, el de los vinos y los cosméticos a través de sus ‘cosmeticatas’, “una experiencia divertida y curiosa en la que el visitante aprende a relacionar cinco caldos con cinco productos de belleza”.

Oliduero

Interior de Oliduero, la primera almazara ecológica de la provincia de Valladolid. EFE/María Moro

Demanda “verde”

La iniciativa de Matarromera es un ejemplo más de la respuesta que muchas empresas han decidido dar a una demanda “verde” que obliga a “adoptar un modelo de mayor compromiso medioambiental”, en opinión del presidente de la Fundación EcoAgroturismo-Ecotur, Severino García.

Y es que, según un estudio del portal Clubrural, los turistas españoles, tradicionalmente consumidores de sol, playa y monumentos, apuestan cada vez más por escapadas donde la armonía con la naturaleza y la variedad de actividades al aire libre complementen la tradicional oferta.




Secciones:        
Redactora de la Agencia EFE, adscrita al departamento de EFEverde. Licenciada en Ciencias de la Información, año 1989 Fecha de nacimiento: 21 septiembre 1966 Lugar de nacimiento: Madrid