Pulgar-Vidal: Latinoamérica precisa lenguaje común en cambio climático

CAMBIO CLIMÁTICO

Manuel Pulgar-Vidal: Latinoamérica precisa un lenguaje común ante el cambio climático

Manuel Pulgar-Vidal: Latinoamérica precisa un lenguaje común ante el cambio climático Manuel Pulgar-Vidal durante el "Change the change"en San Sebastián. EFE/Javier Etxezarreta

El exministro de Medio Ambiente peruano y líder global de Clima y Energía de la asociación WWF Internacional, Manuel Pulgar-Vidal, ha instado a Latinoamérica a superar su división política ante el cambio climático y buscar un "lenguaje común" para afrontar este reto global.

Pulgar-Vidal ha hecho esta reflexión este jueves en la conferencia internacional de cambio climático, “Change the change”, que se celebra en San Sebastián y en la que toma parte junto a la Secretaria General Iberoamericana y exvicepresidenta de Costa Rica, Rebeca Grynspan, entre otros expertos de todo el mundo.

Durante su comparecencia, el experto peruano ha precisado que América Latina es una región “muy vulnerable” al cambio climático debido al retroceso de los glaciares, la sabanización del bosque tropical y al cambio de temperatura.

Unas circunstancias que, como ha dicho, afectan “no sólo a grupos sociales sino también a actividades económicas” y a países que dependen de la pesca o cuentan con alta diversidad de cultivos nativos, en una región “políticamente fragmentada” que, a su entender, “puede hacer mucho más” en este ámbito “si es capaz de mostrar unidad”.

Por ello, considera que, con motivo de la próxima celebración en Chile en 2020 de la conferencia sobre el cambio climático de las Naciones Unidas (COP 25), América Latina “debería hacer un esfuerzo importante para encontrar esa unidad y una propuesta que es fundamental para el mundo”.

Orígenes diferentes de las emisiones de CO2

Pulgar-Vidal ha incidido también en el diferente origen de las emisiones que contribuyen al cambio climático producidas por algunos países desarrollados, en los que la “principal fuente” se vincula a una actividad económica o comercial, y las que se producen en Latinoamérica, donde son debidas en gran medida al “cambio de uso de suelo y la deforestación“.

Una emisiones que, como ha declarado, “no tienen como fuente una actividad económica sino la pobreza”, ya que las producen las poblaciones que migran hacia las zonas boscosas buscando alternativas de vida y cultivos viables”.

“Lamentablemente -ha precisado- el suelo de estas áreas es muy frágil y por lo tanto la deforestación y la alteración de la tierra generan un proceso de desertificación que hace que esta población de inmediato migre y siga deforestando”.

“Si somos capaces de identificar estos problemas y esa fragmentación -política- y somos capaces de encontrar un lenguaje común, creo que América Latina tiene mucho que aportar para que la COP del año 2020 en Chile marque un “hito”, ha recalcado.

Por su parte, Rebeca Grynspan ha opinado que si Latinoamérica “no acelerar el paso o mejora su coherencia y diseño de políticas va a sufrir grandes consecuencias” ante el cambio climático.

Latinoamérica es “la región más desigual del mundo”

Grynspan, considerada una de los 50 intelectuales más influyentes de América Latina, ha recordado que, a pesar de los “esfuerzos de combate a la pobreza y la desigualdad” realizados a principios de siglo, Latinoamérica es “la región más desigual del mundo”, motivo por el que es preciso poner “mucho más en el centro de la agenda política” la necesidad de “proteger a las poblaciones vulnerables y adaptarse a las consecuencias del cambio climático que ya ha sucedido”.

Ha explicado que este problema global “está afectando enormemente la economía, la sociedad y la política de la región latinoamericana, que es muy vulnerable al cambio climático” y que afecta especialmente a la población más humilde.

Ha lamentado además que los recursos invertidos hasta ahora “no sólo para la mitigación” del cambio climático sino para la “adaptación” a sus consecuencias sean “muy exiguos”.

“Nuestra adaptación es mala, nuestra planificación urbana es deficiente y por lo tanto las poblaciones vulnerables y los sectores más pobres de la sociedad están sumamente afectados por los desastres naturales que en realidad no son naturales, sino que son sociales, porque lo que hacen realmente es presentarnos el mapa de la desigualdad en la región latinoamericana”, ha señalado.

No obstante ha reconocido que América Latina también es una región “comprometida” en la lucha contra el cambio climático ya que el 53% de la energía que produce es de origen renovable, además de ser una zona que tiene “una gran responsabilidad” respecto a “todo el planeta” en términos de “biodiversidad”, “tierra cultivable” y “fuentes de agua”, lo que le lleva a ser “consciente” del “cambio” que tiene que llevar a cabo. EFEverde

Te puede interesar:

La ciencia muestra que la mujer está más expuesta al cambio climático, dice Ribera




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com