INCENDIO GRAN CANARIA

Confirman la primera víctima mortal en el incendio de Gran Canaria

Confirman la primera víctima mortal en el incendio de Gran Canaria Inmediaciones de la Cruz de Tejeda, arrasadas por el incendio declarado ayer. EFE/Elvira Urquijo

El incendio de Gran Canaria, que ha arrasado ya 2.700 hectáreas, se ha reavivado hoy en la zona de Los Llanos de la Pez (Tejeda) por el fuerte viento, en una jornada en la que se ha confirmado la primera víctima mortal.

2.700 hectáreas quemadas

La consejera de Sostenibilidad y Seguridad del Gobierno canario, Nieves Lady Barreto, ha informado de que, a pesar de haberse propagado 500 metros fuera del perímetro donde se mantenía y quemar una pequeña área de pinar y matorral, el incendio “se mantiene estable”, aunque ya han ardido 2.700 hectáreas.

Ahora los esfuerzos se concentran en Taidía (San Bartolomé de Tirajana), Tejeda y Llanos de la Pez (Tejeda), en la vertiente sur.

El fuerte viento de primeras horas de esta mañana, con rachas de hasta 90 kilómetros por hora, ha provocado que las llamas se propagaran, si bien el fuego se ha vuelto a estabilizar poco después.

Primera víctima mortal

El incendio ha provocado una víctima mortal, una mujer de unos 60 años de nacionalidad sueca que residía desde hace casi dos decenios en una casa de campo situada en Los Llanos de Ana López, en la cumbre de Gran Canaria.

Carin Birgitta Ostman falleció tras avisar a sus vecinos que se les venía el fuego encima, mientras trataba de poner a salvo a sus ovejas.

Los pocos vecinos de esta mujer sueca la echaban en falta desde la misma tarde del miércoles, cuando comenzó el incendio, pero nadie la buscó hasta anoche por una desafortunada causalidad: otra mujer evacuada al albergue de Tunte tenía un nombre similar al suyo, por lo que cuando el ayuntamiento de San Mateo hizo recuento de cómo estaban sus vecinos, pensó que se encontraba allí, a salvo.

“Fue ella la que nos avisó a todos cuando vio que venía el incendio”, se lamentaba a EFE esta mañana a la puerta de su casa Claudio, mientras mostraba en su móvil, consternado, el registro de la llamada: miércoles 20 de septiembre, 15.28 horas.

Esa llamada se produjo cuando el fuego apenas tenía 90 minutos de vida, pero el fuerte viento reinante esa tarde ya había hecho que las llamas avanzaran con una rapidez y una voracidad poco comunes, que le llevaron a arrasar 1.000 hectáreas en apenas tres horas.

Aunque no figuraba oficialmente como desaparecida hasta esta mañana, los vecinos de Ostman salieron anoche a buscarla por los alrededores de su casa en cuanto les confirmaron que no estaba en ningún albergue de la isla e, incluso, recorrieron con ayuda de varios concejales de San Mateo la zona donde hoy ha aparecido su cuerpo, a unos 600 metros de su casa.

incendio

Restos de árboles y arbustos calcinados en la zona de los Llanos de Ana López (Las Palmas de Gran Canaria). EFE/Elvira Urquijo A.

El cadáver apareció esta mañana sobre las 11.00 horas, al lado de los cuerpos también carbonizados de sus ovejas, de camino a un bebedero que hay al fondo de un barranco, con salida a la carretera.

Para sus vecinos, la escena es clara: después de avisar a quien pudo de que venía el fuego, la mujer trató de escapar con sus ovejas hacia el abrevadero, pero ya sin tiempo de esquivar las llamas.

Paradójicamente, la casa de la que trató de huir estaba hoy intacta, con todos los terrenos que la rodean quemados, pero intacta. Incluso sus gatos y gallinas seguían allí, ilesos.

“Para nosotros, era como la presidenta de la comunidad de vecinos”, relata Claudio, aun impresionado por lo ocurrido con esta mujer, todo un referente para los habitantes de ese diseminado de casas de la cumbre de la isla, a los que ayudaba a cuidar el ganado.

Espacios protegidos de la isla

Los técnicos consideran que se trata de “un incendio exprés”, que nace con gran fuerza, con posibilidad de quemar entre 10.000 y 12.000 hectáreas, por lo que no es de extrañar que en este caso se hayan quemado 2.700 hectáreas, a pesar de que la lluvia caída pocas horas después del inicio del fuego ha colaborado en las labores de extinción.

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha destacado que se trata de “un incendio hambriento”, que no puede atajarse de frente debido a su virulencia, solo de cola, ya que entraña un gran peligro para las personas.

Tanto Barreto como Morales han pedido a los ciudadanos que no acudan a la cumbre de Gran Canaria este fin de semana, a pesar de que todas las carreteras permanecen abiertas, con el fin de facilitar las labores de lucha contra el fuego.

El fuego ha quemado algunos espacios protegidos de la isla, aunque todavía es pronto para evaluar tanto los daños medioambientales como materiales, ha insistido la consejera. Entre ellos, figuran el Parque Rural del Nublo, el Paisaje Protegido de Las Cumbres, el monumento natural de los Riscos de Tirajana y la reserva natural especial de Los Marteles.

Los municipios más castigados por el fuego han sido San Mateo y Tejeda, seguidos de San Bartolomé de Tirajana, Valsequillo, Agüimes, Santa Lucía, Ingenio, Valleseco y Telde. Efeverde




Secciones:                
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies