TRANSPORTE CONTAMINACIÓN

Viajar un kilómetro en coche contamina tres veces más que hacerlo en autobús, según un estudio

Recurso de archivo. EFE/DEAN LEWINS

Un estudio desarrollado por la Junta de Andalucía ha comprobado que recorrer un kilómetro en un coche contamina tres veces más que hacerlo en un autobús, una de las conclusiones extraídas tras analizar 250.000 datos y en la que se sustenta una campaña para impulsar el uso del transporte público.

La consejera regional de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, ha participado este viernes en la presentación de la campaña diseñada por el Consorcio de Transporte Metropolitano del Área de Granada, una iniciativa que anima a aparcar el vehículo privado, tres veces más contaminante.

Carazo ha detallado que este impulso al transporte público responde al análisis exhaustivo de la flota de vehículos del Consorcio y al estudio realizado para sumarse a la “Revolución Verde” para garantizar un transporte público seguro pero también sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Viaje en autobús

El Consorcio encargó un estudio del análisis de la huella de carbono del servicio de autobuses interurbanos del área de Granada para conocer sus emisiones, un estudio sobre más de medio centenar de líneas metropolitanas en el que se han analizado más de 250.000 datos entre horarios, servicios, trayectos o pasajeros.

Este estudio ha concluido que cubrir un kilómetro en autobús es tres veces menos contaminante que recorrer esa misma distancia en coche.

Además, se han analizado todas las emisiones generadas por el Consorcio en 2019, año que se ha escogido porque es el último con números de demanda real y no condicionada por la pandemia.

En este trabajo, elaborado por una consultoría de origen granadino Omawa Huella Ecológica, se extrae que el 80 % de las emisiones corresponden a desplazamientos en carreteras, mientras que el 20 % restante procede de los servicios de gestión central y la producción de carburantes.

Los desplazamientos realizados en 2019 permitieron ahorrar 8.000 toneladas de dióxido de carbono que sí se habrían producido de haberse utilizado el coche en vez del autobús.

Fruto de este trabajo se ha iniciado esta campaña, que se realizará a través de los propios autobuses metropolitanos, tanto a bordo de los mismos como en su imagen exterior. EFEverde

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com