CATALUÑA C. CLIMÁTICO

Vía libre a ley catalana de cambio climático, que limita los gases contaminantes

  • Establece un impuesto sobre las emisiones de CO2 en turismos y furgonetas, que se aplicará de forma gradual a partir de 2018

Vía libre a ley catalana de cambio climático, que limita los gases contaminantes Vía libre a ley catalana de cambio climático. Valle del Alinyá en la foto de Raúl Casado

EFEverde.- El pleno del Parlament ha dado vía libre a la tramitación de la ley catalana de cambio climático, que fija objetivos para reducir la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) -un 25 % el año 2020- a fin de mitigar su impacto, además de prever un impuesto ambiental.

La ley, que ha superado el debate de toma en consideración sin enmiendas a la totalidad, establece un impuesto sobre las emisiones de CO2 en turismos y furgonetas, pero no será aplicable hasta el año 2018 y será “gradual”, puesto que en el texto se opta por la “incentivación” más que no por la prohibición o la penalización.

Este proyecto de ley tiene pocos referentes legislativos en el ámbito internacional, aunque implementa las directivas de la UE sobre la materia y, una vez sea aprobado definitivamente, será pionero en España.

El texto prevé instrumentos destinados a facilitar el tránsito hacia “una economía de baja intensidad en carbono” (CO2), por lo que aquellas empresas que orienten su actividad de forma coherente con los objetivos de la ley resultarán beneficiadas.

Cicloturista en una zona de tráfico restringido en el parque natural del Cabo de Creus.

Cicloturista en una zona de tráfico restringido en el parque natural del Cabo de Creus. EFE/Robin Townsend

Reducir 5% las emisiones para 2020

Se fija, no obstante, el compromiso de que Cataluña cumpla “como mínimo” con la parte de reducción de emisiones de gases con efecto invernadero que corresponde en función de los objetivos europeos.

Esto implica reducir un 25 % las emisiones de gases contaminantes de efecto invernadero para el año 2020 con respecto al nivel contabilizado en 2005, mientras que el año 2050 la reducción debería ser del 80 % en consonancia con los compromisos adquiridos por la UE.

Según el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, “es una ley de país sobre un tema que nos interpela a toda la humanidad, porque es evidente que el cambio climático es el principal reto que debemos abordar este siglo, y las consecuencias son bien visibles y hay que actuar sobre ellas urgentemente”.

“Los poderes públicos tienen que cambiar el modelo de crecimiento basado en la emisión de combustibles fósiles, porque no es sostenible, ya que incrementa el calentamiento global del planeta y esto afecta el día a día de la población, porque tiene impacto en la temperatura, la lluvia o la agricultura”.

“La temperatura está subiendo 0,22 grados por década, y sube el nivel del mar por la desglaciación”, ha recordado el conseller Josep Rull, antes de advertir sobre los efectos sobre la biodiversidad, si bien también ha considerado que el cambio climático ofrece la oportunidad de apostar por las energías renovables.

La ley de Cambio climático catalana establece un impuesto sobre las emisiones de CO2 en turismos y furgonetas, que se aplicará de forma gradual hasta 2018.

La ley de Cambio climático catalana establece un impuesto sobre las emisiones de CO2 en turismos y furgonetas, que se aplicará de forma gradual hasta 2018. EFE/Toni Garriga

Desarrollo económico sostenible

El Govern aprobó el proyecto de ley el pasado 26 de enero, aunque ya fue redactado inicialmente por el anterior ejecutivo catalán, y en el texto se apuesta por fomentar un modelo de desarrollo económico sostenible pero a la vez innovador y competitivo, creador de riqueza y de puestos de trabajo.

Según el diputado de Junts pel Sí (JxSí) Ferran Civit, se trata de una ley abierta “que puede ser más ambiciosa”, y se ha mostrado de acuerdo con el principio de que “quien contamina paga”.

La diputada de Ciutadans (C’s) Lorena Roldán ha apuntado que “la lucha contra el cambio climático no puede demorarse más y debe haber una estrategia común entre todos los gobiernos”.

Jordi Terradas, del PSC, ha anunciado que su grupo presentará muchas enmiendas al texto porque hay aspectos sobre los que discrepa, y ha advertido que debería ser “más ambicioso”.

Según la diputada de Catalunya Sí Que Es Pot Hortènsia Grau, su grupo coincide con los objetivos y el diagnóstico, “pero no en las soluciones que se propugnan”, y ha invitado a JxSí “a ser valientes y cambiar muchas leyes en vigor, además de patrones de crecimiento”.

Desde el PP, Marisa Xandri ha afirmado que en la historia del planeta “siempre han habido cambios climáticos”, y ha invitado “a trabajar por un mundo mejor, pero sin engañar a nadie” y sin dejarse llevar por las campañas de marketing sobre el calentamiento global”.

Esto ha merecido duras réplicas de la CUP y de JxSí, y mientras que la diputada ‘cupera’ Mireia Boya le ha preguntado si el discurso se lo había hecho “el primo de Rajoy”, Ferran Civit (JxSí) ha lamentado que el PP haga “un discurso negacionista, que podría ser el de Donald Trump”.(candidato republicano a la presidencia de EEUU). EFEverde




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies