SUEZ MEDIO AMBIENTE

Meknés, de vertedero incontrolado a moderna planta para tratar 200.000 tn/año

  • El director del centro de Meknés, Brice Mégard, ha afirmado a la Agencia Efe tras la visita a las instalaciones que esperan que la planta esté “en total funcionamiento en un mes aproximadamente”

Meknés, de vertedero incontrolado a moderna planta para tratar 200.000 tn/año Zona de selección de basura en la planta de Suez en Meknès (Marruecos). EFE/Lourdes Uquillas

Rabat (EFEverde).- La rehabilitación del antiguo vertedero incontrolado de Meknes (Marruecos) y su transformación en un moderno centro de tratamiento de residuos, que se prevé estará totalmente operativo en el plazo de un mes, permitirá tratar entre 200.000 y 300.000 toneladas de basuras urbanas cada año.

Así se ha puesto de manifiesto hoy durante una visita organizada por la multinacional Suez, responsable de la transformación de este antigua vertedero que cada año recibía más de 185.000 toneladas de basura producida por 650.000 habitantes de la zona.

Meknes, centro de innovación en RSU

En la planta de Meknés, el primer centro de innovación tecnológica para el tratamiento de residuos en Marruecos y el continente africano, Suez ha implementado además la producción de biogás y compost y el tratamiento de lixiviados, líquido que se filtra de la basura y puede llegar a la tierra.

En 2014, las autoridades municipales junto al Programa nacional para el tratamiento de residuos decidieron detener el vertido iniciado en 2002 y tratar los vertidos acumulados en este espacio a las afueras de la ciudad para evitar emisiones de gases que provocan el calentamiento global, labor que encomendaron a la multinacional francesa.

El director del centro de Meknés, Brice Mégard, ha afirmado a la Agencia Efe tras la visita a las instalaciones que esperan que la planta esté “en total funcionamiento en un mes aproximadamente”, tras haber iniciado la puesta en marcha en abril pasado.

Los mecanismos desarrollados por Suez prevén ahora que en las instalaciones, con una extensión de 56 hectáreas, se trate y recicle entre 200.000 y 330.000 toneladas de residuos urbanos por año que llegan de Meknés y algunas poblaciones cercanas.

El desarrollo del proyecto se ha llevado a cabo en dos fases: la rehabilitación del vertedero existente y el diseño, puesta en marcha y operación de la nueva planta de tratamiento y reciclaje de los residuos sólidos urbanos.

Zona de selección de la basura en la planta de Suez en Meknès (Marruecos) donde trabajan 150 trabajadores reunidos en una cooperativa.

Zona de selección de la basura en la planta de Suez en Meknès (Marruecos) donde trabajan 150 trabajadores reunidos en una cooperativa. EFE/Lourdes Uquillas

El reciclaje de residuos se ha convertido no solo en un negocio para las empresas que se dedican a ello, sino también en un reto tecnológico para reducir el calentamiento global por medio de la generación de energía con el aprovechamiento de los gases generados por la basura una vez seleccionada y tratada, la generación de agua para regadío y compost para la agricultura y ganadería.

“Queremos ser la llave para la transformación de las ciudades como parte de la transformación global”, ha explicado el responsable de Suez para África, Oriente Medio e India, Pierre-Yves Pouliquen, en una sesión en Rabat previa a la visita de las instalaciones en Meknés.

Ello se logra por medio de “la adaptación de la tecnología y los costes a los lugares donde trabajamos”, y un compromiso con el medio ambiente, ha añadido.

Inclusión social y laboral

El proyecto de Meknés ha permitido además la inclusión social y laboral de 150 personas desfavorecidas en torno a una cooperativa.

El presidente de la cooperativa de trabajadores ha explicado que se les ha facilitado formación e instalaciones acondicionadas para la selección previa de basura (triaje) que ellos realizan y de la que sacan su sustento. Ha manifestado que esto les ha permitido la inclusión y el reconocimiento social de los que carecían.

Marruecos ha apostado por el desarrollo sostenible ante el crecimiento demográfico, la construcción de viviendas, la escasez de agua por la falta de lluvias y la industrialización de su economía y en el marco de la celebración de la próxima Cumbre del cambio climático COOP22 que se celebrará en Marrakech a partir del próximo 7 de noviembre, según indicaron durante la visita a la planta.

La multinacional francesa Suez, que en abril de 2015 reestructuró el grupo, trabaja en más de 70 países con 82.536 personas. EFEverde
lul/al




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies