BIODIVERSIDAD BUITRES

El veneno fue la causa de la muerte del buitre negro hallado en sur de Madrid

Grafa Foto 1 Imagen de archivo de un buitre negro. EFE

El buitre negro hallado a mediados de noviembre en el sur de la Comunidad de Madrid murió al ingerir un cebo envenenado, según ha revelado el análisis toxicológico en el que se han detectado dosis letales de carbofurano, un plaguicida agrícola altamente tóxico y prohibido en la Unión Europea.

El ejemplar, que ingresó en el Hospital de Fauna Salvaje del Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (GREFA) a mediados del pasado noviembre, fue encontrado con vida en el término municipal de El Álamo, pero murió antes de que pudiera ser atendido por el equipo veterinario de la ong.

Tras la necropsia realizada al animal por el hospital de la ong en Majadahonda (Madrid), se hallaron pelos y huesos de otro animal en el aparato digestivo del buitre negro, así como “unos gránulos idénticos a algunos productos utilizados para intoxicar a la fauna”, ha explicado este lunes Grefa en un comunicado.

El análisis toxicológico, llevado a cabo en el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC), ha confirmado la conclusión inicial de los veterinarios del centro: “Se trata de un caso intencionado de uso de cebos envenenados con carbofurano“, concluye la asociación.

El carbofurano es un plaguicida para uso agrícola altamente tóxico cuya comercialización está prohibida en España y en la Unión Europea desde hace diez años, pero que se ha convertido en “uno de los tóxicos más utilizados ilegalmente por los envenenadores de fauna salvaje”, que pretenden “la erradicación de animales que depredan sobre la fauna cinegética”, asegura Grefa.

“Este caso es muy preocupante porque confirma que el uso de veneno en el medio natural sigue siendo una de las prácticas ilegales más destructivas para la biodiversidad en la Comunidad de Madrid y porque ha tenido como víctima una especie como el buitre negro, catalogada como amenazada en España”, alerta el presidente de Grefa, Ernesto Álvarez.

La muerte de buitres negros tras ingerir productos tóxicos pone en peligro “el trabajo de décadas dedicado a recuperar esta especie por organizaciones como Grefa”, por lo que la Comunidad de Madrid debería “implicarse más en el la erradicación del veneno del campo y facilitar las acciones en favor de esta especie”, reclama la ong.

Grefa es una ong que lucha por eliminar de los campos el uso del veneno y tóxicos que afectan a la fauna silvestre y desde su creación, en 1981, ha atendido a más de 60.000 animales en su hospital. Esta organización, en coordinación con otras entidades europeas, ha impulsado la repoblación de buitres en otros países de Europa donde han desaparecido, como en Francia, Bulgaria o Cerdeña (Italia). EFEverde




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com