CONTAMINACIÓN

El cambio de vehículos diésel por gasolina podría evitar en España la muerte prematura anual de 300 personas

El cambio de vehículos diésel por gasolina podría evitar en España la muerte prematura anual de 300 personas Fotografía de archivo de un tubo de escape de un coche . EFE

Unas 300 muertes prematuras se evitarían cada año en España si todos los vehículos con motores diésel que circulan en el país se cambiaran por coches de gasolina, según un estudio publicado hoy.

“Hemos calculado que (en España) unas 370 muertes” por año son atribuibles a los óxidos de nitrógeno, ha explicado a EFE Jens Borken-Kleefeld, del prestigioso Instituto Internacional de Análisis de Sistemas Aplicados (IIASA, por su siglas en inglés) de Austria.

“De ellas, unas 170 se podrían haber evitado si los motores diésel de los automóviles hubieran cumplido con los límites máximos establecidos” por la Unión Europea (UE).

Emisión de óxido de nitrógeno

Pero incluso respetando esos índices, la emisión de óxido de nitrógeno -un producto cancerígeno- seguiría siendo considerablemente más alta en los motores diésel que en los de gasolina.

Por eso, “si hoy se cambiaran todos los motores diésel por otros de gasolina se podrían evitar unas 300 muertes” en España, ha asegurado el científico.

Estos datos se desprenden de un nuevo estudio realizado por el IIASA en cooperación con el Instituto Meteorológico Noruego, la Universidad de Tecnología Chalmers de Suecia y el Centro de Coordinación para Efectos de Holanda, publicado este lunes en la revista especializada Environmental Research Letters.

Vehículos con motores diésel

La investigación se centra en las consecuencias que tienen las emisiones de óxidos de nitrógeno “excedentes”, es decir, por encima de los límites establecidos, en la población de los 28 socios de la UE, Noruega y Suiza, tras salir a la luz el escándalo por la manipulación de datos al respecto de los motores diésel por el fabricante Volkswagen y otras empresas automotrices.

Mientras se optimizaron los controles del motor para las pruebas específicas de laboratorio, los vehículos tienen un rendimiento entre cuatro y siete veces más contaminante en la conducción real.

“Este nuevo estudio estima que cada año unas 10.000 muertes prematuras pueden atribuirse a las emisiones de óxido de nitrógeno de los automóviles, furgonetas y vehículos comerciales ligeros de motores diésel”, ha comunicado el IIASA.

Y alrededor de la mitad de ellas, es decir, unas cinco mil, “se deben a que las emisiones de óxidos de nitrógeno son mucho más altas que los valores límite establecidos”.

Más aún, “cuatro de cada cinco de esas muertes” se evitarían si todos los vehículos circulantes usaran únicamente gasolina, según el estudio.

En este contexto, Borken-Kleefeld ha recordado a EFE que “muchos países han estado subvencionando el diésel por considerar que sus emisiones contribuyen en menor grado al cambio climático” del planeta, lo cual es un hecho.

Si bien el efecto invernadero del cambio climático también afecta indirectamente a la vida humana, las emisiones diésel son mucho más perjudiciales para la salud de las personas.

Los Gobiernos “deberían replantearse esa política de subvencionar el diésel”, ha aconsejado el científico. Efeverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com