SEGURIDAD NUCLEAR

Dos directivos del CSN dicen al juez que Vandellós II no incumplió los protocolos

Vistas de la central nuclear de Vandellós II (Tarragona). EFE/Jaume Sellart

Dos directivos del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) han declarado al juez que la central de Vandellós II (Tarragona) no incumplió los protocolos pese a haber funcionado durante 17 días con dos fugas en la barrera de presión.

La subdirectora de instalaciones nucleares del CSN, Cristina Les, ha declarado alrededor de 90 minutos y el director de seguridad del CSN, Antonio Munuera, más de 2 horas en el juzgado número 2 de Reus en calidad de testigos peritos, según han informado a EFE fuentes jurídicas.

La jueza investiga por lo penal las circunstancias del funcionamiento de la central nuclear entre el 13 de febrero y el 2 de marzo del 2018, tras la denuncia hecha por la entidad Sociedad Humana sobre que no paró, pese a sufrir dos fugas en la barrera de contención del reactor.

Ambos peritos han expuesto a la magistrada que Vandellós II no incumplió los protocolos de seguridad ni las especificaciones técnicas de funcionamiento (ETF), según las mismas fuentes.

La planta paró el 2 de marzo del 2018 para localizar un goteo de agua del circuito de refrigeración detectado el 13 de febrero, con lo que la central nuclear estuvo funcionando 17 días “en vez de haber parado”, señala el miembro de Sociedad Humana Oscar Cabrero.

Cabrero agrega que “tendríamos que hablar de tres fugas porque el 6 de abril, con la central ya parada, se detectó otro goteo en el cierre de uno de los termopares de la vasija del reactor”.

Sociedad Humana prevé que la siguiente diligencia será citar al director de Vandellós II a declarar ante la jueza en calidad de investigado.

Cabrero señala que “el riesgo de no parar la nuclear lo asume la ciudadanía” y recuerda que Vandellós se puso en marcha en 1987 y que alargará su vida útil más de 40 años por la reciente renovación de la licencia para operar diez años más, hasta julio de 2030.

Se da el caso de que este lunes se cumplen 31 años del accidente de la central nuclear de Vandellós I, un incendio provocado por un fallo mecánico en el generador que ocasionó varias explosiones y que comportó su cierre el 31 de julio de 1990.

Ahora, la planta está a cargo de la empresa pública Enresa y se encuentra en su nivel 3 de desmantelamiento del cajón del reactor. EFEverde

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com