TURISMO ECOLÓGICO

Urdaibai, el mayor humedal del País Vasco

  • Montañismo en Gorbea, senderismo en Fruiz, surf en Mundaka o piraguismo y vela en el mismo Urdaibai son algunas posibilidades de deportes de naturaleza para el ecoturista

Urdaibai, el mayor humedal del País Vasco Un cormorán y varias gaviotas, fotografiadas en las marismas de la Reserva. EFE/Alfredo Aldai

Mar, montaña y arenales dibujan un paisaje único en las cerca de 22.500 hectáreas que ocupa la Reserva de la Biosfera de Urdaibai en Vizcaya: la ría contiene, en un espacio que equivale al 10 por ciento de esta provincia vasca, valles, montañas, playas, acantilados, marismas y, especialmente, un humedal que forma parte del convenio RAMSAR y es Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de la Red Natura 2000.

La UNESCO incluyó esta zona en su lista de reservas mundiales de la biosfera en 1984 debido a su riqueza medioambiental, con más de 600 especies de flora entre las que destacan los bosques de encinas, los robledales y las landas, entre otras, y más de 300 especies de fauna como los visones europeos, los gatos monteses y las aves migratorias, entre otras.

La actual normativa de protección de la reserva incluye cuatro áreas: la de la ría, la de los encinares cantábricos, la del litoral y la de los yacimientos arqueológicos.

En pleno Golfo de Vizcaya, la zona de Urdaibai está habitada desde la prehistoria, como demuestran las pinturas rupestres de la cueva de Santimamiñe, que se remontan al Paleolítico al menos hace 14.000 años, lo que aumenta el contraste del paisaje entre los territorios donde ha intervenido más directamente el hombre, con cultivos, plantaciones forestales o praderas, y los que aún permanecen en su estado natural; esta diversidad permite considerar la región como la más heterogénea del País Vasco desde el punto de vista medioambiental.

El estuario es, con una longitud de 12 km, un punto clave de la reserva, con aguas aportadas por las mareas y por los ríos próximos, sobre todo del Oca u Oka, homónimo del que discurre por tierras de Burgos, aunque no tiene nada que ver  con éste pues se forma a partir de la suma de varios arroyos que provienen de los montes Goroño, Oiz, Bizkargi y Arburu.

Es en esta zona de la ría donde descansan las distintas especies de aves migratorias durante sus trayectos anuales entre Europa y África en lo que se considera como uno de los principales humedales de la cornisa cantábrica para su invernada y paro migratorio.

Además, constituye un lugar de nidificación privilegiado para otro tipo de pájaros;  entre las especies detectadas en los últimos años figuran la espátula, la garza real, el cormorán, el martín pescador, la curruca rabilarga, la gaviota reidora, el zarapito real, la barnacla carinegra,  el alimoche o el negrón especulado.

La reserva se despliega por 22 municipios diferentes, de los cuales una docena forman parte de ella; una de las localidades casi integradas por completo es Arrieta, en la cual encontramos La Casa de Madera, una casona en lo alto de una colina y en plena naturaleza que como su nombre indica está construida con madera, además de piedra.

La Casa de Madera, en imagen facilitada por Clubrural. Efe

La Casa de Madera, en imagen facilitada por Clubrural. Efe

“Aquí viene gente de todas partes y de todas las edades, cada cual con sus objetivos diferentes, aunque no admitimos ‘planes de juerga’ del estilo de las despedidas de solteros porque es verdad que se trata de un sitio especialmente recomendado para amantes de la Naturaleza”, aclara María José, responsable del alojamiento, ya que vivimos en un entorno sin ruidos, con unos exteriores muy atractivos y que invitan a disfrutar de la tranquilidad y del contacto directo con el mundo rural”

El municipio de Arrieta “está bastante despoblado pero, por su ubicación, muy cerca de cualquier sitio, lo cual es una ventaja porque puedes elegir si prefieres quedarte con el entorno natural o desplazarte a otro más ciudadano como Bilbao, Guernica, Bermeo…”, explica.

La abundancia de biodiversidad en la región satisfará a los aficionados a la observación animal, porque “aquí pueden alternar la visión de diversas ganaderías con la de animales silvestres como corzos, jabalíes, tejones o aves rapaces”, además de otras especies antes mencionadas.

En cuanto a los deportes de naturaleza, hay diversas opciones entre las cuales las más populares para el ecoturista van desde el montañismo en Gorbea o Anboto hasta el piraguismo y la vela en el mismo Urdaibai, pasando por el surf en Bakio, Mundaka o Sopelana y, por supuesto, el senderismo o la bicicleta de montaña en el mismo Arrieta o en Fruiz.

La gastronomía vasca es legendaria pero, como siempre, conviene informarse antes de viajar para que evitar sofocos como el de “una pareja de jóvenes murcianos que tuvimos alojados en casa y fueron a cenar al pueblo pero se encontraron con el restaurante ya cerrado… Entonces vieron en la casa de enfrente a mucha gente cenando y llamaron para que les dejaran pasar pero les dijeron que no podían. Los jóvenes se indignaron mucho pensando que no les abrían por ser de Murcia pero es que ¡estaban llamando a las puertas de un ‘txoko’! Al final, los socios decidieron, como una excepción, invitarles y ellos se fueron muy agradecidos”.

El txoko (rincón, en euskera) es un nombre popular para los locales donde se reúnen las sociedades gastronómicas, integradas por socios a menudo originarios de una misma cuadrilla que se reúnen periódicamente para organizar comidas o cenas en las que lo preparan todo entre ellos: adquieren los productos, los cocinan, los degustan y recogen y limpian los restos; en las más tradicionales, sólo se admite la presencia de hombres.

La casa de Madera es uno de los alojamientos incluidos en la web www.clubrural.com, uno de los mayores buscadores de Europa dedicado a la promoción del turismo rural en España.




Secciones:        
Pedro Pablo G. May
Periodista y escritor, con más de treinta y cinco años de experiencia, siempre interesado en la Naturaleza, la ciencia y las nuevas tecnologías.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies