nueva planta podría tratar suelos contaminados por arsénico

CONTAMINACIÓN SUELOS

Una nueva planta podría favorecer la descontaminación de los suelos

Una nueva planta podría favorecer la descontaminación de los suelos Fotografía de archivo de dos personas en un terreno contaminado. EFE/G.Kefalas

Investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) han estudiado los niveles de arsénico y metales pesados en plantas y han identificado una especie que podría emplearse en trabajos de descontaminación de los suelos.

Los investigadores de la UPM, han realizado este análisis en plantas autóctonas recogidas en el entorno de la antigua mina Mónica de Bustarviejo (Madrid).

El estudio ha revelado unos altos niveles de cadmio, cobre, plomo, cinc y arsénico, principalmente en las raíces, aunque algunas especies presentaron mayores concentraciones en la parte aérea.

La especie Corrigiola telephiifolia fue identificada como posible acumuladora de plomo e “hiperacumuladora” de arsénico, por lo que se podría usar en futuros trabajos de descontaminación de suelos, según el grupo de investigación Tecnología de Materiales y Medio Ambiente (Tematma) de la Universidad Politécnica de Madrid.

Eliminación de los metales pesados

El principal problema de la contaminación por metales pesados es la imposibilidad de “degradarlos”, por lo que actualmente se investiga sobre el empleo de plantas y microorganismos como métodos de descontaminación de suelos.

Sin embargo, los investigadores han manifestado que la acumulación de metales tóxicos en plantas requiere de su control y eliminación, con el fin de evitar su incorporación a la cadena trófica.

Otro de los objetivos de este estudio ha sido determinar el contenido de las especies tóxicas y así “comprender” cómo las plantas con elevadas concentraciones de arsénico han podido sobrevivir en estos medios sin mostrar síntomas de toxicidad.

Variedad de arsénicos

El método desarrollado ha permitido diferenciar entre las especies de arsénico presentes bajo la forma de iones sencillos, de mayor movilidad, y el arsénico más fuertemente enlazado a componentes estructurales.

Según el estudio, los resultados han mostrado un alto grado de biotransformación del arsénico (entre el 70 y el 89% del arsénico total presente en las plantas) en forma de compuestos extraíbles en medio ácido y otra parte fuertemente enlazada a componentes estructurales, no extraíbles en medios acuosos.

Entre las especies fácilmente solubles, los investigadores han identificado la presencia de arseniato y arsenito (las dos especies de arsénico más tóxicas) en todas las plantas estudiadas junto con pequeñas concentraciones de algunas especies metiladas.

En cualquier caso, los contenidos de las especies tóxicas han sido relativamente elevados, por lo que podrían constituir un problema medioambiental, debido a su posible retorno al medio ambiente y su incorporación a la cadena trófica. EFEverde




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com