EEUU ENERGÍA LIMPIA

Una campaña en Nuevo México y Arizona por la energía limpia

  • Los latinos quieren ser buenos custodios de la Tierra, apoyan reducir la contaminación y mejorar la salud

Una campaña en Nuevo México y Arizona por la energía limpia La universidad de Arizona investiga nuevas formulas de producir energía limpia. EFE/María León

La Liga de Votantes por la Conservación del Ambiente (LCV) anunció hoy una campaña para incrementar la generación de energía de fuentes renovables en los Estados de Arizona y Nuevo México.

“Queremos organizar y fortalecer un papel de liderazgo para los latinos en lo que se refiere al cambio climático”, afirmó la directora del programa de participación latina en LCV, Jennifer Allen.

“Debemos avanzar hacia una energía limpia tanto por nuestra salud como por el futuro”, agregó.

El representante demócrata de Arizona, Raúl Grijalva, señaló en la misma teleconferencia que “el bloque hispano en el Congreso de Estados Unidos comparte esta preocupación por los asuntos ambientales y de la salud”.

“La mitad de los hispanos vive en áreas donde los niveles de contaminación son dañinos para la salud”, afirmó Grijalva, quien sostuvo que “los latinos quieren ser buenos custodios de la Tierra, apoyan la reducción de la contaminación y el mejoramiento de la salud”.

Más del 60% apoyan las energías renovables

LCV divulgó hoy los resultados de una encuesta que encargó a la firma Benenson Strategy entre fin de mayo y principios de junio y que hizo preguntas a 400 votantes hispanos en Nuevo México y otros 400 en Arizona acerca de la generación de energía y el ambiente.

Según la encuesta el 63 % de los entrevistados en Arizona y el 66 % de los entrevistados en Nuevo México apoyan la idea de que las compañías de servicio público generen más energía de fuentes renovables.

Aún cuando se les mencionó la posibilidad de que los costos de la energía suban, los votantes encuestados siguieron expresando su apoyo a la idea, señaló Amy Levin, de Benenson Strategy.

Grijalva señaló que los hispanos en su Estado y en otras partes del país respaldan los programas para la generación de energía “limpia”, procedente de fuentes renovables, porque “aumentan la creación de empleos y la inversión”.

Piden prioridad para el aire, el agua y la energía limpios

Allen, quien explicó el inicio de las dos campañas de LCV en esos Estados del sur, afirmó que “el aire, el agua y la energía limpios deben ser una prioridad para las compañías (de servicios) en ambos Estados”.

“En Nuevo México las dos compañías más grandes de servicios públicos han tenido la oportunidad de elaborar un nuevo plan de energía”, continuó, “pero la propuesta incluye un aumento de la energía generada con más carbón y más (energía) nuclear, con una dedicación mínima a las fuentes renovables, el viento y el Sol”.

En Arizona, según Allen, los empleos relacionados con la generación de energía “limpia” disminuyeron un 20 % entre 2010 y 2013 “aunque los niveles de ozono en algunas áreas son tan altos que a una le advierten que tenga cuidado cuando pase por allí”.

Allen afirmó que tanto en Arizona y Nuevo México como en el resto del país “es crucial que movilicemos a los latinos y que las familias y comunidades latinas envíen un fuerte mensaje a las compañías para que inviertan en la generación de energía limpia”.

Según LCV en el ámbito nacional casi nueve de cada diez votantes hispanos prefieren que Estados Unidos invierta en fuentes de energía renovables en lugar de los fósiles combustibles (hidrocarburos). EFEverde




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies