EFICIENCIA ENERGÉTICA

Un proyecto piloto de rehabilitación ahorra más del 50% en la factura energética

Un proyecto piloto de rehabilitación ahorra más del 50% en la factura energética

Un proyecto piloto de rehabilitación de un edificio de vecinos ha demostrado un ahorro superior al 50 % de la factura energética, gracias a la colocación de una buena envolvente (aislamiento de la cubierta y de la fachada con lana mineral).

El proyecto, impulsado por WWF en colaboración con la Fundación Reale y la Empresa Municipal de la Vivienda de Madrid, ha tenido lugar en un bloque de la Ciudad de los Ángeles, un barrio construido en los años 40, 50 y 60, con edificaciones que en muchos casos no han sufrido ningún tipo de intervención de mejora en estos años.

La iniciativa, que se enmarca dentro de la campaña “Mejora la energía de tu comunidad”, pretende ampliarse a todo el país, ha explicado durante su presentación el secretario general de WWF, Juan Carlos del Olmo.

El objetivo último es luchar contra el cambio climático a través del ahorro de energía y el fomento de las renovables -acabando así con la dependencia energética del país (más del 80 % se importa) y reducir así las emisiones contaminantes de CO2-, además de apostar por la rehabilitación, un importante nicho de empleo, ha recalcado Del Olmo.

En España, existen 25 millones de viviendas, un tercio de ellas de segunda residencia, pero la mayoría incumplen el Código Técnico de Edificación; en España la primera normativa para regular este sector se remonta a 1979, ha explicado José Luis López Delgado, arquitecto del proyecto.

De las 8.000 viviendas de la Ciudad de los Ángeles, unas 5.000 necesitan rehabilitación, la mitad bloques de cinco pisos sin ascensor, ha explicado Almudena Fuster, jefa del departamento de Innovación de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo de Madrid.

En opinión de Fuster, la eficiencia energética tiene tres patas: la colocación de una buena envolvente; la instalación de mejores equipos y de renovables, siendo la primera la más importante.

Solo con un buen aislamiento en fachadas y cubiertas, la demanda energética se reduce un 64 % tanto en invierno como en verano y se alcanza una temperatura media de entre 18 y 20 grados, algo esencial en un momento en el que “la pobreza energética” afecta a tantas personas, ha añadido.

Además de la rehabilitación de la fachada y de la cubierta, se han cambiado ventanas y contraventanas, se han mejorado las instalaciones eléctricas y se procedió a la estabilización de la estructura.

Los vecinos han aportado un 30 % del coste y el resto procede de fondos europeos.

Previamente, ha explicado el técnico de eficiencia energética de WWF España, Georgios Tragopoulos, la campaña “Mejora la energía de tu comunidad” identificó las barreras y aportó soluciones para impulsar la rehabilitación y el autoconsumo energético, y se intentó con las entidades bancarias definir un producto financiero específico para las rehabilitaciones, que finalmente no prosperó.

También se ha editado un folleto con consejos sobre eficiencia energética y se ha desarrollado una herramienta 2.0 para medir el consumo de un hogar y navegar por un edificio imaginario para conocer las medidas que pueden mejorar la eficiencia energética.

Según Tragopoulos, la sola intervención en la envolvente se traduce en un ahorro del 50 %, que se eleva a más de un 60 % si se instala una caldera de condensación y hasta un 80 % si se opta por las renovables. EFE

msr




Secciones: