Un juez brasileño desestima demanda civil multimillonaria contra Chevron

Río de Janeiro, (EFEverde).- Un juez brasileño desestimó la demanda civil multimillonaria presentada contra la petrolera estadounidense Chevron por un vertido de crudo en Brasil en 2011 tras un acuerdo con las autoridades, aunque el proceso criminal continúa, informaron hoy a Efe fuentes judiciales.

El juez Raffaele Felice Pirro, de la primera sala de la justicia federal de Río de Janeiro, resolvió en una sentencia dictada la semana pasada que el acuerdo en el que la petrolera se compromete ante el Ministerio Público a adoptar medidas para evitar otros accidentes ambientales suspende el proceso civil que había sido entablado contra la empresa estadounidense.

Dicho proceso civil, interpuesto por el Ministerio Público Federal, exigía de Chevron y de su contratista Transocean el pago de indemnizaciones por 40.000 millones de reales (unos 17.770 millones de dólares) por los daños ambientales causados por el derrame de petróleo en la cuenca marina de Campos.

El vertido de unos 3.600 barriles de petróleo ocurrió en noviembre de 2011 en el yacimiento Frade, una concesión que Chevron explota en esa cuenca del océano Atlántico frente al litoral del estado de Río de Janeiro.

Para evitar la multa exigida por los daños ambientales, Chevron firmó el 13 de septiembre pasado un “Término de Ajuste de Conducta” en el que se comprometió ante el Ministerio Público a adoptar medidas preventivas para evitar otros accidentes del tipo y a invertir unos 300 millones de reales (133,2 millones de dólares) en actividades compensatorias.

El acuerdo obligó a Chevron a adoptar medidas “inéditas de precaución y prevención de nuevos incidentes y a compensar por los derrames ocurridos” para que el proceso pudiese ser suspendido, según aclaró entonces el Ministerio Público en un comunicado.

Chevron pagó en septiembre de 2012 una multa administrativa de 35,1 millones de reales (15,5 millones de dólares) que le impuso la Agencia Nacional de Petróleo (ANP) por el vertido, que se produjo como consecuencia de unas grietas que se abrieron en el lecho marino cerca del lugar donde el grupo realizaba perforaciones.

El órgano regulador acusó a la petrolera de provocar el derrame por errores de cálculo en las perforaciones.

Una vez superados los problemas que provocaron el derrame, la ANP autorizó en abril pasado a Chevron a reanudar sus operaciones en el yacimiento de Frade, donde la extracción estuvo suspendida desde marzo de 2012 por el peligro de que el derrame prosiguiera.

“Pese a la extinción del proceso civil, el proceso penal contra Chevron continúa”, dijo a Efe una fuente del Ministerio Público Federal.

La fuente explicó que el caso está en manos de un magistrado de segunda instancia debido a que el juez de primera instancia rechazó la demanda penal en febrero pasado.

En ese proceso se acusa a Chevron y Transocean y a 17 de sus directivos de responsabilidad en un vertido.

 




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies