AUSTRALIA PALEONTOLOGÍA

Un estudio sostiene que el cambio climático acabó con la megafauna en Australia

Canguro. Foto de archivo EPA/BRITTA PEDERSEN

El cambio climático hace más de 40.000 años fue la probable causa de la desaparición de la megafauna en Australia, según un estudio publicado este lunes que asegura que los primeros pobladores de este país convivieron durante miles de años con marsupiales y reptiles gigantes.

“La extinción de la megafauna coincidió con un deterioro (…) escalonado del hidroclima, junto con un cambio ambiental sostenido”, indica el estudio publicado en la revista científica Nature Communications, cuyo autor principal es Scott Hocknull, de la australiana Universidad de Melbourne.

Algunas teorías consideraban que la práctica aborigen de provocar incendios contribuyó a la extinción de los animales gigantes, pero investigaciones recientes refuerzan la idea de que la desaparición fue culpa del cambio climático.

La investigación liderada por Hocknull considera que los primeros habitantes que llegaron al noreste australiano convivieron por más de 17.000 años con iguanas de seis metros y marsupiales de tres toneladas de peso.

Trece especies extintas

El estudio de los primeros huesos fósiles de estos  animales extintos, que fueron hallados por aborígenes a unos cien kilómetros al oeste de la ciudad de Mackay, indican que estos gigantes habitaron los trópicos australianos en un período que se remonta a hace entre 40.000 y 60.000 años.

En el mismo yacimiento, conocido como South Walker Creek, se hallaron al menos 13 especies extintas como cocodrilos gigantes, iguanas de seis metros o diprotodones, una especie de marsupiales herbívoros de tres metros, o el temido depredador Thylacoleo, también conocido como león marsupial.

Asimismo también se descubrió una especie de canguro gigante, que se calcula pesaba 274 kilogramos, de acuerdo a un artículo publicado por Hocknull y sus colegas en la revista académica The Conversation.

Extinguidos hace 40.000 años

Los hallazgos de los fósiles óseos así como de plantas, insectos y semillas ayudaron a los científicos a reconstruir el medioambiente de la época y concluyeron que la extinción de la megafauna tropical ocurrió hace unos 40,000 años.

“La ventana de tiempo de su desaparición coincide con cambios regionales en el agua y la vegetación disponible, así como con el incremento de la frecuencia de los incendios. Esta combinación de factores pudo ser fatal para la especies gigantes terrestres y acuáticas”, de acuerdo al artículo en The Conversation.

Los científicos australianos indican que el debate en torno a la desaparición de la megafauna australiana seguirá polarizado durante años, pero consideran que su investigación abre una nueva hipótesis: ¿cómo convivieron los humanos con estos gigantes en esta época de cambios ambientales dramáticos?.

Los primeros habitantes llegaron al norte de este territorio por vía marítima hace más de 50.000 años saltando de isla en isla hasta alcanzar el megacontinente conocido como Sahul, que unía durante el Pleistoceno a Nueva Guinea, Australia continental y Tasmania cuando el nivel del mar era más bajo. EFEverde




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com