BIODIVERSIDAD PERDÍZ

Un estudio alerta del declive de la perdiz roja en fincas de caza mayor

Un estudio alerta del declive de la perdiz roja en fincas de caza mayor Un ejemplar de perdiz roja. Foto de archivo

La alta densidad de ciervos, corzos o jabalíes en las fincas de caza mayor contribuye al declive de la perdiz roja (Alectoris rufa), una especie que ha perdido un 33% de su población en las últimas décadas.

Así lo pone de manifiesto un estudio científico publicado en la revista científica Ardeola, que edita la Sociedad Española de Ornitología (SEO/Birdlife), llevado a cabo en nueve fincas cinegéticas de la provincia de Córdoba, con una extensión media de 2.470 hectáreas.

El estudio, realizado por investigadores de la Universidades de Córdoba y Múnich, el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC-CSIC-UCLM-JCCM) y el Instituto de Agricultura Sostenible (IAS-CSIC), ha analizado la abundancia de carnívoros, de ciervo, de jabalí, la vegetación, la proporción de nidos depredados y la disponibilidad de invertebrados como fuente de alimento.

Según las conclusiones, la abundancia de ciervos muestra una relación negativa con la cantidad de perdiz en primavera, es decir, a mayor densidad de ciervos menor densidad de perdices.

Al contrario, en las fincas donde la perdiz dispone de alimento -hierba, insectos hemípteros-, las poblaciones del ave muestran tendencias positivas.

En el otoño, la alta densidad de ciervos y carnívoros se asocia negativamente con la presencia de perdiz; es decir, cuantos más ciervos y carnívoros hay, y mayor es la tasa de depredación de nidos, menor es la abundancia de perdices en otoño.

Por tanto, los autores concluyen que “las altas densidades de ciervos podrían afectar negativamente a la abundancia de perdiz debido a una reducción de la disponibilidad de alimento (invertebrados y biomasa de herbáceas)”.

Asimismo, el equipo de científicos destaca que “esta investigación ha puesto de manifiesto que los actuales sistemas intensivos de gestión de la caza mayor en el centro-sur de España no son compatibles con la conservación de la perdiz roja, y que por lo tanto, estos efectos deben ser considerados a la hora de definir las políticas para la gestión de la caza mayor y la conservación”.

SEO/BirdLife ha cuantificado un declive de la perdiz roja del 33% entre 1998 y 2013, que achaca, además de a los citados, a factores como el cambio de uso del suelo, el deterioro de sus lugares de cría, la caza excesiva, O la suelta de perdices de granja.EFE




Secciones:                
Periodista ambiental de la Agencia EFE. Premio Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad 2017. 2013/14 Knight Science Journalist Fellow en MIT y Harvard. Investigadora de la comunicación del cambio climático en la Universidad de Oxford.