CAMBIO CLIMÁTICO

Ulargui: Ley de Cambio Climático “no puede cambiar con los ciclos políticos”

Ulargui: Ley de Cambio Climático La directora de la Oficina Española de Cambio Climático, Valvanera Ulargui en 2016. EFE/Javier Liz

La futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética en la que trabaja el Gobierno tiene "vocación de permanencia", pues su prioridad es "dar una señal clara a largo plazo de que no puede cambiar con los ciclos políticos", ha dicho la directora de la Oficina de Cambio Climático(OECC), Valvanera Ulargui.

En su intervención en la jornada sobre “Experiencias de adaptación al cambio climático” organizadas en la Escuela de Organización Industrial (EOI) de Madrid, Ulargui ha precisado algunos de los avances en la próxima Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

El paquete normativo que se presentará “de manera inmediata”, según anunció el martes la ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Isabel García Tejerina, es una ley “paraguas” con medidas de reducción de emisiones, de adaptación a los impactos del calentamiento global y de medición y gobernanza, entre otras.

Ulargui ha resumido que la norma principalmente recoge los objetivos europeos de reducción de emisiones de gases efecto invernadero -un 40 % para el año 2030-, “los internacionaliza en el marco nacional y establece los instrumentos y herramientas para facilitar el cumplimiento de los mismos, así como para dar seguimiento y acompasar ese desarrollo bajo en carbono que se planeta para 2030 y 2050”.

“Establecerá objetivos claros, cuantificados de reducción de gases de efecto invernadero, y una planificación sectorial para cumplir con cada uno de estos objetivos”, ha indicado.

Facilitar una “transición justa”

“No puede haber ningún sector que no asuma parte del esfuerzo común”, ha agregado, si bien ha admitido que “no todos los sectores responden igual”, ni tienen las mismas herramientas para adaptarse a la transición, que deberá ser “justa”.

“La transición justa es la oportunidad de impulsar, con políticas claras de empleo, a aquellas personas que se van a quedar fuera en un modelo descarbonizado”, ha señalado en referencia a los seis millones de empleos que se estima se pueden perder con el cambio.

“Habrá que acompañar a estas personas, pero no para que permanezcan en su posición de ‘statu quo’ sino para que aprovechen las nuevas oportunidades de la economía verde”, ha matizado, y ha recalcado que al mismo tiempo se crearán 18 millones de puestos de trabajo, lo que arroja un balance positivo de 12 millones.

Incentivos y obligaciones

Por un lado, la norma contempla establecer incentivos “para que las empresas y administraciones tengan un plus al actuar en aras de un modelo descarbonizado de aquí a 2050 y dejemos de lado aquellas inversiones que son perjudiciales”.

Por otro, ha afirmado que se impondrán igualmente obligaciones de transparencia, así como de recorte de la huella de carbono.

La contratación verde también estará recogida en la ley al considerar que la contratación pública es “un motor para apoyar la nueva financiación sostenible”

Una señal a largo plazo

Ulargui ha insistido en que la Ley es de “vocación de permanencia”, ya que su valor añadido radica en que da una señal a largo plazo que “no puede ir cambiando con los ciclos políticos” porque, de lo contrario, “perdemos la fuerza de catalizar la acción de las administraciones y la de inversores y ciudadanos”.

Ha destacado que esta “ley paraguas” incluye además del Plan Nacional de Energía y Clima -de obligado cumplimiento por Bruselas- que recogerá el mix energético del futuro y cómo se va a transitar energéticamente, así como un plan de agricultura, de transportes y de residuos que se reunirá bajo el marco de la estrategia de economía circular.

A su juicio , hay todavía un capítulo pendiente que es el cambio en los hábitos cotidianos como nuestra movilidad y nuestra forma de consumir energía, aspectos donde “tendremos que avanzar con independencia del marco legal”. EFEverde




Secciones:            
efeverde
Plataforma global de periodismo ambiental y científico de la Agencia EFE (EFEverde y EFEfuturo) www.efeverde.com y www.efefuturo.com