UICN intruye a los organizadores deportivos sobre le cuidado de la biodiversidad

Pérdida de vegetación, restricción de los movimientos de la fauna, muerte de animales por electrocución o atropello, contaminación de ecosistemas, introducción de especies invasoras y, por supuesto, un aumento de los gases de efecto invernadero: son solo algunos de los riesgos que corre la biodiversidad con la organización de competiciones deportivas

Con objeto de reducirlos, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y el Comité Olímpico Internacional (COI) han publicado este miércoles, Día de la Tierra, la guía ‘Cómo mitigar el impacto de las competiciones deportivas en la biodiversidad”.

La elección de sedes, especialmente para los deportes al aire libre, que eviten o minimicen ese impacto es el paso imprescindible para avanzar en esa colaboración deporte-naturaleza, según la guía.

Como principio general, el uso de instalaciones ya existentes es mejor que la construcción de nuevos centros deportivos, salvo que estos sean precisamente la excusa para regenerar “zonas degradadas por el uso industrial o por la agricultura intensiva”.

Las fechas de la competición deben elegirse también de forma cuidadosa, especialmente en zonas áridas y que padecen sequía, para no obligar a un consumo excesivo de agua de la que a veces ni siquiera se dispone.

La selección de sedes con buen acceso en transporte público, así como accesibles en bicicleta o a pie, y el uso de tejidos sostenibles en los uniformes del personal son otras recomendaciones del documento.

A la hora de adquirir bienes y servicios, mejor los ecoamigables, los reciclados y los procedentes de proveedores locales. Los plásticos de un solo uso, mejor evitarlos. Y el uso de los fuegos artificiales, uno de los recursos más empleados en toda ceremonia de inauguración y clausura que se precie, hay que “reconsiderarlo”.

Durante esas mismas ceremonias el uso de animales debe hacerse “con la máxima sensibilidad y respeto”. Y “bajo ninguna circunstancia” podrán emplearse animales salvajes

Los patrocinadores no deberían empeñarse en repartir productos de promoción “que probablemente van a acabar en la basura”

Emplear la vegetación para proporcionar sombra y techo, para que actúe como pantalla sonora y para aminorar el efecto de la isla de calor en las competiciones urbanas es otra pauta que tendrían que seguir los organizadores.

Los ríos, lagos y mares, si están limpios, permitirán la disputa de pruebas deportivas sin poner en riesgo la salud de atletas o espectadores

La guía aconseja a los organizadores de pruebas deportivas que utilicen sus departamentos de comunicación para lanzar mensajes sobre la importancia de la biodiversida y que impliquen a sus patrocinadores en iniciativas relacionadas con el respeto a la naturaleza.

“Vemos como una responsabilidad la reducción de nuestro impacto en la naturaleza, pero también tenemos que emplear el poder del deporte para promover de forma activa su protección”, ha dicho el director general del COI, Christophe De Kepper, al dar a conocer la guía.

“Esta guía, resultado de una colaboración continua con la UICN, demuestra claramente que se puede hacer. Subraya el papel crucial de los organizadores en la protección de la biodiversiad y, por ende, del futuro del deporte”. EFEverde




Secciones: