UE INDUSTRIA

La UE debe multiplicar suministro de metales para alcanzar metas climáticas

Cobre en la Mina de las Cruces de Gerena (Sevilla, España), imagen de archivo. EFE/José Manuel Vidal

La Unión Europea tendrá que multiplicar sus suministros de diversos metales si quiere construir las infraestructuras necesarias para alcanzar la neutralidad climática en 2050 -que la UE emita solo el CO2 que sea capaz de absorber en su territorio-, según un estudio de la universidad belga KU Leuven publicado este lunes.

Respecto al suministro actual, la Unión Europea debe incrementar un 3.500 % su reserva de litio (35 veces más), el 330 % la de cobalto, el 100 % la de níquel y un 45 % la de silicio, así como en torno a un tercio las de aluminio y cobre, señala el estudio, que advierte que «sin un nuevo suministro de metales primarios y un mejor reciclaje en el sistema, se avecinan carencias críticas» para lograr las metas climáticas.

Los incrementos sobre las cifras actuales resultan en la cantidad de cada metal que Europa requerirá anualmente para el año 2050 para cumplir con los planes de producción de tecnologías energéticas limpias, dice la universidad en un comunicado.

Estos metales, apuntan, son esenciales para fabricar productos como vehículos eléctricos y baterías, así como para desarrollar las tecnologías de energía renovable eólica, solar y de hidrógeno y la infraestructura de red necesaria para cumplir con la reducción de emisiones que se ha fijado la UE.

«Europa se enfrenta a un déficit crítico en los próximos quince años si no cuenta con más metales extraídos y refinados para abastecer el inicio de su sistema de energía limpia», señala la universidad, en la que urge a medidas que eviten una nueva situación de dependencia de terceros países como la que tiene Europa ahora con los combustibles fósiles.

El estudio alerta de una escasez en el suministro mundial de metales como el litio, el cobre o el níquel, que se agravaría en torno a 2040 y podría paliarse a partir de entonces «siempre que se realicen grandes inversiones en infraestructuras de reciclaje y se solucionen los cuellos de botella legislativos».

Los investigadores subrayan un «potencial teórico» para que las nuevas minas nacionales cubran entre el 5% y el 55% de las necesidades de Europa en 2030 y apuntan igualmente a la necesidad de abrir nuevas refinerías después de que la subida de los precios de la energía haya provocado, advierten, el cierre temporal de casi la mitad de la capacidad de refinado de aluminio y zinc de Europa.
Según los datos que maneja el estudio, los metales reciclados localmente podrían producir baterías para hasta tres cuartas partes de los vehículos eléctricos fabricados en Europa, todos los imanes permanentes y volúmenes significativos de aluminio y cobre, por lo que consideran el reciclaje «la mejor oportunidad de Europa para mejorar su autosuficiencia a largo plazo».

«Es un paso adelante que nuestro sistema de energía limpia se base en metales permanentes que puedan reciclarse indefinidamente, en comparación con la quema constante de combustibles fósiles de hoy», aseguran respecto a una práctica que ahorra, de acuerdo a los investigadores, entre el 35% y el 95% del CO2 en comparación con la producción de metales primarios. EFEverde

 




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com