CUMBRE CLIMA

La UE reclama más ambición en los objetivos climáticos para esta década

metas G7 Recurso de archivo. EFE/Peter Oetzmann

La Unión Europea (UE) urgió este jueves a los participantes de la cumbre del clima COP26 a mostrar mayor ambición en el recorte de emisiones durante esta década para limitar el calentamiento global y anticipó que “se va a tener que hacer mucho más después de Glasgow” en ese terreno.

El negociador jefe de la Comisión Europea (CE) en la cumbre, Jacob Werksman, sostuvo en una rueda de prensa que los compromisos adicionales anunciados durante los primeros días de la reunión climática no van a modificar “significativamente” las previsiones que se hacían hasta ahora de cara a 2030.

“Los objetivos con los que se llegaba a la COP nos ponían en una trayectoria en dirección hacia los 2,7 grados centígrados de incremento de la temperatura, muy lejos de lo necesario para 1,5 grados”, afirmó Werksman.

“Los anuncios que se han hecho aquí están siendo analizados, pero entendemos, por lo que dicen muchos ‘think tank’, que las contribuciones nacionales adicionales de cara a 2030 no van a alejar significativamente la aguja de los 2,7 grados”, detalló.

Para el negociador comunitario, “claramente va a ser necesario hacer mucho más después de Glasgow en términos de mantener la presión política y asegurarse de que los países tratan de ser más ambiciosos en el recorte de emisiones”.

Sin embargo, respecto a los objetivos marcados para mediados de este siglo, Werksman señaló que son “más prometedores” y, “si se cumplen”, pueden llevar a “mejoras significativas en la trayectoria del incremento de la temperatura global”.

Con todo, alertó de que esos compromisos todavía “no son suficientes para ponernos en la senda de los 1,5 grados centígrados”.

El representante de la Comisión Europea destacó asimismo la “importancia crítica” de avanzar en la COP26 en la redacción de las normas detalladas en las que se debe basar el cumplimiento del Acuerdo de París de 2015.

Todas las estimaciones de impacto de los compromisos anunciados “se basan en la asunción de que los objetivos que los países han puesto sobre la mesa (…) se van a implementar por completo”, dijo Werksman.

“Todos sabemos que eso es mucho presumir. Los países no solo tienen que anunciar objetivos, sino que tienen que desplegar las políticas necesarias para lograrlos”, recalcó.

El enviado europeo dijo que las negociaciones técnicas en ese sentido que se llevan a cabo en Glasgow están en sus fases iniciales, por lo que es pronto para decir si se logrará “un éxito completo en esta cumbre”, aunque avanzó que “las primeras señales parecen razonablemente buenas”.

Con todo, “Glasgow no es el final de esta historia”. “Debemos empezar ya a prepararnos para los próximos pasos”, dijo Werksman, que aseguró que “los ojos ya se están empezando a fijar en la COP27”. EFEverde

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com