El cambio climático y la degradación ambiental en el debate de la UE 2030

AGENDA 2030 CLIMA UE

El cambio climático y la degradación ambiental en el debate CE 2030

El cambio climático y la degradación ambiental en el debate CE 2030 Objetivos 2030 de la CE: cambio climático y degradación ambiental. EFE/CATI CLADERA

La Comisión Europea (CE) alerta sobre la degradación ambiental y el cambio climático en el documento de debate sobre la hoja de ruta de la Unión Europea para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU para 2030.

El documento, dado a conocer este miércoles, presenta tres escenarios posibles para que tanto los ciudadanos europeos como sus representantes políticos debatan cuál es la mejor hoja de ruta para que la Unión Europea contribuya al cumplimiento de los ODS de la ONU para 2030.

“Estamos en medio de la cuarta revolución industrial. Todo está cambiando para todos. Pretender lo contrario es una abdicación del sentido común. La pregunta es si seremos una víctima del cambio o si lo aceptaremos y guiaremos“, señala el documento “de reflexión”.

El Ejecutivo comunitario subraya que los europeos pueden sentirse “orgullosos” de una trayectoria marcada por “la integración y la estrecha cooperación” que ha permitido crear riqueza a “un nivel sin precedentes” combinada con “altos estándares sociales” y respeto a valores y principios como la democracia y los derechos humanos.

ODS

El vicepresidente de la Comisión Europea Frans Timmermans presenta este viernes en Madrid el documento Europa Sostenible 2030. EFE/ Stephanie Lecocq

Alerta sobre la degradación ambiental y el cambio climático

Pero alerta de que los ciudadanos de la Unión Europea (UE) se enfrentan a “desafíos apremiantes como la degradación ambiental y el cambio climático, la transición demográfica, la migración, la desigualdad y la presión sobre las finanzas públicas”, retos ante los que Europa debe reaccionar por el bien de las “futuras generaciones”.
Parte de esa contribución pasa por honrar el compromiso europeo de tomar como hoja de ruta los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible aprobados por la Asamblea General de la ONU en septiembre 2015.
Esos Objetivos consisten en una serie de metas que van desde la educación inclusiva hasta la seguridad alimentaria con la ambición global de “acabar con la pobreza, proteger el planeta y garantizar que la gente disfruta de paz y prosperidad”.

Reutilización, descarbonización, sostenibilidad

En el documento, la CE reflexiona sobre los caminos para la transición de un sistema productivo lineal a una economía circular donde los materiales reutilizados se transformen en nuevas materias primas, la descarbonización de la economía en línea con el Acuerdo de París contra el cambio climático o la necesidad de apostar por la educación, ciencia, tecnología, investigación y digitalización.
“Los costes de no hacer nada son enormes a medio y largo plazo”, agrega la Comisión Europea, que subraya que “no basta con tener una visión” sobre el futuro sino que también es necesario ponerse de acuerdo en “cómo llegar” a ese objetivo y, por ello, el documento desemboca en tres posibles escenarios no excluyentes para la UE.

Tres posibles escenarios

ODS

El documento busca acordar “cómo llegar” y plantea tres escenarios no excluyentes.  EFE /ALBERT OLIVE

El primero, el más ambicioso, pasa por situar los ODS como “brújula” de la UE y definir un “marco estratégico” global tanto para la Unión como para sus Estados miembros bajo la premisa del principio de sostenibilidad primero” como referencia, también en las relaciones de la UE con otros países.
La UE enviaría así una “señal fuerte” a la comunidad internacional sobre su compromiso “tanto interno como externo”, dice la CE, que avisa también de que esa primera vía podría presentar desventajas como no adecuarse específicamente a las necesidades de cada país o dedicar demasiado tiempo a definir la estrategia en detrimento de las acciones políticas concretas.
El segundo de los escenarios propone que el marco de actuación a nivel comunitario no sea legalmente vinculante para los Estados miembros de la UE.
Esto daría más libertad a los Gobiernos comunitarios y aceleraría la toma de decisiones, pero puede adolecer de falta de coherencia política global, afectar al mercado único y a la competitividad, y generar una brecha entre distintos Estados, apunta la CE.

El tercero de los escenarios propone que, dado el alto nivel actual de desarrollo europeo, la UE reserve los ODS para su acción exterior al tiempo que “consolida la ambición actual de sostenibilidad” a nivel interno.
Entre las ventajas destaca que se podrían concentrar más recursos comunitarios en las regiones más necesitadas manteniendo la sintonía con el objetivo europeo de “promover la sostenibilidad, la democracia, el Estado de Derecho y las libertades fundamentales en todo el mundo”.
Entre las desventajas, la Comisión destaca que ese planteamiento podría “erosionar la credibilidad política y el liderazgo de la UE” respecto a la Agenda 2030 y defraudar las expectativas y ambiciones de los ciudadanos europeos.

El documento “Hacia una Europa sostenible en 2030” fue presentado por el vicepresidente comunitario para Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad, Jyrki Katainen, y por el vicepresidente primero de la CE, Frans Timmermans, quien este viernes viaja a Madrid para abundar sobre esa hoja de ruta. EFEverde




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com