ANIMALES

La UB reconstruye la evolución de los macroinvertebrados de agua dulce

La UB reconstruye la evolución de los macroinvertebrados de agua dulce Foto: Núra Bonada. Los científico han analiza aproximadamente 6.600 especies de macroinvertebrados.

Un estudio de la facultad de biología y del Instituto de Investigación de la Biodiversidad de la Universidad de Barcelona (IRBio) ha analizado cómo han evolucionado y se han diversificado desde sus orígenes las especies de macroinvertebrados acuáticos, como escarabajos, mosquitos o libélulas.

Según ha informado la UB en un comunicado, “a partir del estudio de las características ecológicas de más de 6.600 especies europeas, los investigadores han reconstruido qué espacio funcional ocupa cada una de ellas”.

“Los linajes más antiguos tienen más diversidad funcional que los jóvenes”

La investigación concluye que “los linajes más antiguos tienen más diversidad funcional que los jóvenes, pero los resultados también confirman estudios previos que señalaron que el nombre de especies de cada linaje es independiente del tiempo evolutivo”.

El ecólogo Cesc Múrria (IRBio-UB) y  la profesora Núria Bonada (IRBio-UB) quienes han liderado el trabajo de investigación. Foto: IRBio-UB.

Este trabajo, liderado por el ecólogo Cesc Múrria y la profesora Núria Bonada, ha sido seleccionado como el artículo del mes de julio en la revista Ecography.

En paralelo, se han utilizado secuencias del ADN de los macroinvertebrados acuáticos para reconstruir su árbol de la vida, es decir, la relación evolutiva y filogenética entre las especies, para calcular cuándo aparecieron y qué evolución tuvieron.

“Para entender patrones globales de biodiversidad y los procesos que los han creado es importante saber qué hacen las especies (como respiran, qué comen, como se reproducen o quieren reproducirse) y dónde viven (altura, pH, temperatura, cantidad de oxígeno o materia orgánica del hábitat), lo que se conoce como diversidad funcional”, ha explicado Múrria.

El ecólogo ha añadido que “los linajes más jóvenes ocupan un espacio funcional que nunca antes había utilizado otro linaje, como por ejemplo ambientes salinos donde no se encuentran linajes antiguos”.

El estudio señala que “esta diversificación se explicaría porque cuando los linajes más antiguos colonizaron las aguas continentales tenían pocos competidores que limitaran el espacio funcional que podían utilizar”.

Así, “a medida que aparecían más linajes y se iba ocupando el espacio funcional, los nuevos tenían que evolucionar para ocupar espacios ecológicos que previamente no se utilizaran y, probablemente, tendrían que hacer menos cosas y vivir en hábitats particulares”, ha relatado Múrria. Efeverde




Secciones:                
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com