DESESCALADA VERDE

El turismo activo se brinda a la “democratización” del deporte de naturaleza

Con una visión optimista ante la previsible mayor demanda, pero conscientes de que la “democratización” del deporte de naturaleza exige también un mayor respeto por el medio, las empresas de turismo activo observan el futuro inmediato tras la crisis sanitaria desde la atalaya del antes tan denostado y hoy ansiado mundo rural.

“Nuestras actividades cobrarán más relevancia al acercar al público la riqueza de la biodiversidad y el contacto con la naturaleza”, subraya a EFEverde Laura Ventura, presidenta de la Asociación de Empresarios Sierra de Guara y socia de la empresa Guías de Bierge (Huesca), pero esta realidad “plantea al mismo tiempo nuevas responsabilidades”.

“Ya llevamos tiempo haciendo esa labor de educacion ambiental solo por el hecho de estar en la naturaleza, les intentamos explicar que la actitud de uno nos puede repercutir a todos”, afirma, y ahora “ese aprendizaje lo vamos a tener que remarcar y vamos a exigir a nuestros clientes mucho más respeto”.

 

La experiencia del coronavirus

Se confinó orgullosa de vivir en un entorno “saludable y solidario” y gozó con “el silencio, la paz y la armonía de una vida tranquila en conexión con la naturaleza”; ahora, con la nueva normalidad, “nuestra profesión gozará del privilegio de seguir rodeados de un paisaje, de una pequeña comunidad -señala- y tenemos que aprovechar la oportunidad que nos brinda”.

El confinamiento y el hecho de que las empresas de turismo activo tuvieran que alargar su parada estacional “se notó en el paisaje”, subraya; “nuestro campo base es un pajar rehabilitado y la hierba subía un metro, el porche no se veía, los márgenes de las carreteras y los lindes estaban esplendorosos, han salido especies nuevas, flores que nunca habías visto, además de una vida animal muy activa”.

Laura espera que la experiencia del coronavirus aporte otra oportunidad a la sociedad, “la del crecimiento, la búsqueda de las experiencias, de lo real, de aquellas cosas que están más relacionadas con el ser, con el tener, que la gente se conecte más con los suyos y con el planeta”.

Parque Natural de Sierra y Cañones de Guara. Mercedes Ventura (ecoturismo y educación ambiental). Foto: Javier Cebollada (EFE)

Parque Natural de Sierra y Cañones de Guara. Laura Ventura (ecoturismo y educación ambiental). Foto: Javier Cebollada (EFE)

Deporte de naturaleza

Dice que en los últimos años ha habido “una democratización del deporte de naturaleza” y cada vez más gente sin hábitos o conocimientos técnicos de la actividad demanda este tipo de servicios, pero quizá ahora “ese turismo va a llegar de repente, va a intentar imitar lo que hay en las ciudades, improvisando, sin reservar, sin una organización… y eso asusta”.

“Esta situación nos brinda una oportunidad de que esa mayor afluencia de personas pongan en valor no solo el precio de un producto, sino lo que aporta a la sociedad y a ellos mismos”, insiste Laura, segura de que la gente “será ahora más receptiva a tener vivencias con profesionales que cuiden su seguridad y estará decidida a pagar un plus por ello”.

Las empresas de deporte activo despiertan así del letargo impuesto por la COVID-19; “normalmente, estas fechas nos marcan ya un ritmo rápido y este año hemos disfrutado del esplendor de una naturaleza que no sabe de pandemias y que nos ha hecho darnos cuenta de lo pequeños que somos y de cómo nos puede cambiar la vida”, subraya esta experta en descenso de barrancos.

Por su localización, “nuestra empresa tiene una estacionalidad, con actividad continuada desde Semana Santa a Todos los Santos, en que tiene que generar los beneficios necesarios para afrontar el periodo más bajo, y esta cuarentena nos cogió justo antes de empezar, con unas repercusiones a nivel operativo y económico bastante significativa”.

Turismo responsable

Y retoman la actividad conscientes de que “hay que priorizar la vida por encima de todo” y el coronavirus impone nuevas restricciones; “nos dedicamos a actividades de riesgo y ahora le vamos a añadir un extra con medidas sanitarias que tenemos que incorporar”, aunque “nosotros ya tenemos claro como se hace esa gestión”.

“Lo recibimos de manera positiva, porque ahora podemos llegar a mucha más gente”, asegura la presidenta de la Asociación de Empresarios Sierra de Guara, quien cree que contribuir al turismo rural es una opción de viaje responsable y multidimesional y las empresas de la zona están acostumbradas a prepararse para lo que pueda venir, son previsoras, suelen cuidar los detalles y prestan todos los servicios que necesita el viajero”. EFEverde

 




Secciones:        
Redactora de la Agencia EFE, adscrita al departamento de EFEverde. Licenciada en Ciencias de la Información, año 1989 Fecha de nacimiento: 21 septiembre 1966 Lugar de nacimiento: Madrid