CRISIS CLIMÁTICA

Laurence Tubiana: el Green Deal, el nuevo contrato social que puede cambiar la identidad de Europa

Laurence Tubiana Laurence Tubiana en una foto de archivo

Madrid, 28 set (EFE) .- La economista y una de las “arquitectas” en la COP21 del Acuerdo de Paris (2015) frente al cambio climático, Laurence Tubiana, considera que para lograr una reducción del 55% de las emisiones de CO2 en 2030, “la UE tendrá que emprender una revisión radical de sus dependencias energéticas, con profundas implicaciones para sus socios diplomáticos”.

Lo hace en un tribuna en varios idiomas en Grand Continent, publicación del think tank Groupe d’études géopolitiques con sede en la Escuela Normal Superior de París, en la que señala que “para comprender la magnitud de la transición en curso, hay que recordar que casi tres cuartas partes (72,2%) de las necesidades energéticas totales de la Unión Europea se cubren actualmente con combustibles fósiles y que tres quintas partes (61%) de la energía de la UE son importadas”.

La pandemia se ha traducido en un cuestionamiento del modelo social por parte de muchos ciudadanos europeos, argumenta, y en este contexto “ante la profunda transformación que se anuncia con la transición ecológica, vuelve a surgir la cuestión del contrato social. ¿Cómo se repartirán los costes y beneficios de unos cambios cuyo alcance apenas se está empezando a contemplar?”, detalla.

La experta cita como ejemplo el movimiento de los Chalecos Amarillos en Francia que “ha planteado claramente la necesidad de justicia y equidad en el reparto de las cargas derivadas de la transición ecológica”.

Tubiana reivindica en este contexto el Green Deal europeo como “el nuevo contrato social” y argumenta que a nivel continental, nacional y local, su narrativa puede cambiar la identidad de Europa y defiende  expandir el efecto del pacto verde al conjunto de las políticas públicas.

Se trata en su opinión de una tarea inmensa para lo cual hay que superar tres obstáculos: el peso del pasado (con revisión de elementos como la Política Agraria Común), las competencias de Bruselas (los estados tendrán que otorgar un mayor papel a la Comisión en materia fiscal o social), y la distancia entre las instituciones y las sociedades europeas (“si el Green Deal se mantiene como un proyecto de gobierno a cargo de expertos, está sin duda condenado al fracaso”, precisa).  

Tubiana, que en su escrito se define como “activista incansable del clima”, vaticina un otoño climático lleno de señales contradictorias con el incremento de la ansiedad climática por un lado, la parálisis geopolítica por otro y cita “las encuestas realizadas a jóvenes de diez países, publicadas en Lancet Planetary Health, que indicaban que el 75% considera que el futuro es « aterrador », y el 56% cree que «la humanidad está condenada»”.

Frente a esa ansiedad, los preparativos para la conferencia de Glasgow (COP26 del clima de Naciones Unidas) que debe poner en marcha la implementación del Acuerdo de París “están siendo rehenes de una extraña guerra fría entre Estados Unidos y China, mientras ambos protagonistas reclaman el liderazgo tanto en la cuestión climática como en el sistema multilateral”. EFE

al




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com