REGENERACIÓN AMBIENTAL

Truferas en los cortafuegos para luchar contra los incendios

Truferas en los cortafuegos para luchar contra los incendios

Las truferas silvestres podrían convertirse en grandes aliadas en la lucha contra los incendios forestales con su cultivo en los cortafuegos, ya que su presencia redundaría en una mayor vigilancia y protección forestal y, además, significaría un beneficio económico para sus productores.

Esta es una de las conclusiones de un estudio desarrollado por investigadores de la Universitat Politécnica de València (UPV) y la Fundación Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo (CEAM), en el que han comprobado la viabilidad de las truferas silvestres en los cortafuegos.

Menor coste

En el trabajo, que ha sido publicado en la revista Fungal Biology, los investigadores proponen el cultivo de trufas silvestres (Tuber melanosporum) en los cortafuegos como medida que podría reducir los costes de mantenimiento de los mismos y mejorar su sostenibilidad. Además, podría reportar “un gran beneficio económico” para los responsables de la explotación trufera.

“Los cortafuegos constituyen una gran herramienta de prevención, pero requieren de un mantenimiento continuo y muy caro”, según ha destacado Santiago Reyna, del Grupo de Investigación en Ciencia y Tecnología Forestal de la UPV

Según Reyna, en el estudio, desarrollado en el municipio castellonense de El Toro, se ha analizado la viabilidad de la introducción de las truferas silvestres en estos terrenos.

Aunque hasta el momento se consideraba que no eran óptimos para estas plantaciones, los resultados obtenidos “abren una puerta para su utilización como cultivo de prevención“, ha indicado.

Los investigadores analizaron en una primera prueba experimental con contenedores la persistencia de la trufa en los suelos cortafuegos como primer paso para evaluar su viabilidad en estas plantaciones a corto plazo.

Asimismo, evaluaron otros valores como la incidencia del tratamiento térmico del suelo para el desarrollo de la trufa.

Sergi García Barredas, de la Fundación CEAM, ha explicado que han comprobado cómo el calentamiento de la tierra antes de la plantación de la trufa “reduce la riqueza de hongos nativos, que constituyen un enemigo para el cultivo”.

“Esto podría aumentar el éxito de la plantación de trufa como apoyo en la prevención de incendios”, ha agregado García Barreda, quien ha señalado que otro de los valores que influyen es “la edad de la plántula en el momento de la siembra”.

Mayor vigilancia

La incorporación de truferas silvestres a los cortafuegos “redundaría en una mayor vigilancia y protección forestal, ya que sería el productor de trufas el encargado del correcto mantenimiento del terreno”, ha indicado Santiago Reyna.

Respecto a los beneficios económicos, Reyna ha señalado que una buena trufera silvestre “puede producir en años favorables hasta cinco kilos, con un valor de 2.500 euros, bastante superior y nada comparable con el precio al que se paga hoy la madera”. EFE

ct/jc/jlg




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies