El Trineo de Viento alcanza una base antártica abandonada hace 50 años

TRINEO DE VIENTO

El Trineo de Viento alcanza una base antártica abandonada desde hace medio siglo

El Trineo de Viento alcanza una base antártica abandonada desde hace medio siglo Imagen cedida por Trineo de Viento del explorador Ramón Larramendi. EFE

Los cuatro expedicionarios españoles que durante 2.400 kilómetros recorrerán el continente blanco en la misión científica "Antártida Inexplorada 2018-2019", han llegado a la mitad de su periplo antártico al alcanzar 'Plateau Station', una base norteamericana abandonada hace ya medio siglo.

Los miembros de la expedición científica “Antártida Inexplorada 2018-2019” que partió el 12 de diciembre, navegan sobre el hielo en el Trineo de Viento a una velocidad de 8 kilómetros por hora con picos de 35 que les ha permitido llegar hasta la base científica norteamericana ‘Plateau Station’, que según el expedicionario Ignacio Oficialdegui “está fosilizada en hielo” desde hace 50 años.

Tras 27 días de travesía, el jefe y promotor de la expedición, el explorador polar Ramón Larramendi, aseguró vía satélite que el clima favorable les permitió llegar a la base científica norteamericana abandonada tras una jornada de 12 horas de pilotaje sin descanso en la que lograron avanzar 237 kilómetros, todo un récord.

El Trineo de Viento recorre más de 1.000 kilómetros en 27 jornadas

Según el líder de la expedición, la base americana fue abandonada “por el coste que tenía venir hasta aquí para recoger los datos, dado que vía satélite no funcionaba bien por problemas de suministro energético“, ha explicado Larramendi;  “nosotros hemos llegado en el Trineo de Viento en 27 jornadas”, ha señalado Larramendi a su llegada a este punto, situado a 3.663 metros de altitud y que es uno de los más fríos del planeta.

El periplo antártico de los cuatro exploradores del polo sur continuará rumbo al Domo Fuji (también conocido como domo Valquiria), la segunda montaña helada más alta del continente, donde hay además una base japonesa, esta sí operativa.

Muestras de alto valor científico

Entre otros avances, la expedición ya ha recabado datos sobre el cambio climático en una de las zonas de la Tierra más desconocidas por el ser humano, ha tomado muestras de hielo de hasta cuatro metros de profundidad, ha analizado el aire polar en busca de microorganismos y se ha conectado el instrumento SOLID, que detectará vida extraterrestre en misiones espaciales.

Desde su partida, los cuatro expedicionarios –Larramendi, Ignacio Oficialdegui, Manuel Olivera e Hilo Moreno- han experimentado diversas condiciones meteorológicas. Los primeros días sufrieron una auténtica ventisca que complicó las tareas de montaje debido a la acumulación de nieve  por los fuertes vientos polares. Posteriormente, las condiciones mejoraron con días de calma alternados con otros de fuertes rachas, lo que no ha impedido que la expedición “Antártida Inexplorada 2018-2019” siga su curso deslizándose sobre el Trineo de Viento.

El Trineo de Viento

Antártida Inexplorada 2018-2019, expedición patrocinada por la Fundación Príncipe Alberto II de Mónaco y la agencia de viajes Tierras Polares, cuenta con la colaboración de la Agencia Espacial Europea (ESA) y es una aventura de exploración y ciencia pionera a nivel mundial, ya que es la primera en realizarse con un vehículo polar ‘cero emisiones’ destinado a los territorios polares con capacidad para impulsar hasta 2.000 kilogramos de peso. EFEverde




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com