JAPÓN BOMBA ATÓMICA

El Tribunal Superior de Hiroshima reconoce a las víctimas de la “lluvia negra” como “hibakusha”

Una superviviente a la bomba atómica en Hiroshima durante una ceremonia de conmemoración. EFE

Un tribunal superior nipón ratificó hoy una sentencia que reconoce como “hibakusha” (supervivientes de la bomba atómica) a 84 víctimas de la “lluvia negra” radiactiva que cayó tras el bombardeo a Hiroshima, lo que les daría acceso a ayudas estatales.

El fallo del Tribunal Superior de Hiroshima ratifica la sentencia de un tribunal inferior de la misma ciudad, que en julio de 2020 reconoció a los demandantes, de entre 76 y 97 años, como “hibakusha”, lo que les permitiría acogerse al sistema estatal que garantiza la gratuidad de gastos médicos a quienes desarrollaron enfermedades y discapacidades por la exposición a la radiación.

Las autoridades locales de Hiroshima y el Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar de Japón decidieron apelar aquella primera sentencia pocos días antes de conmemorarse los 75 años del ataque estadounidense al municipio del oeste japonés.

Recibir los mismos beneficios

La instancia superior decidió apoyar a los demandantes, señalando que deberían recibir los mismos beneficios que los previstos para los supervivientes “hibakusha” si se encontraban en las zonas donde el propio Estado ha reconocido que cayó “lluvia negra”.

“No hay ningún factor que revierta la decisión del tribunal de primera instancia. Espero una victoria”, afirmó poco antes de la vista de este miércoles Masaaki Takano, portavoz de los demandantes, en declaraciones recogidas por la agencia local de noticias Kyodo.

Se conoce como “lluvia negra” a las precipitaciones que siguieron a la explosión de la bomba nuclear que fue arrojada el 6 de agosto de 1945 y esparciendo elementos radiactivos.

Durante el juicio se cuestionaba si los demandantes podían ser reconocidos como supervivientes del bombardeo al vivir fuera de la designada como “área especial” (de unos 19 kilómetros de largo y 11 kilómetros de ancho al noroeste del hipocentro de la explosión) y si habían estado expuestos a un cierto grado de daño para su salud.

Gratuidad de los gastos médicos

Aquellos que estaban en el área en el momento del bombardeo pueden someterse a un examen médico gratuito y si desarrollan alguna de las 11 enfermedades o discapacidades vinculadas a la exposición a la radiación pueden obtener un certificado de “hikabusha” y optar, en principio, a la gratuidad de los gastos médicos.

Los demandantes alegaron haberse visto expuestos a la lluvia radiactiva que cayó fuera de ese perímetro oficial y haber ingerido agua y cultivos contaminados que los llevaron a desarrollar enfermedades como cáncer o cataratas.

Entre 2015 y 2018 solicitaron progresivamente el certificado de “hibakusha”, pero les fue denegado.

Desde 2015 venían presentando una serie de demandas sucesivas, pero la sentencia de julio de 2020 fue la primera que reconoció a víctimas de la “lluvia negra” como supervivientes “hibakusha”. EFEverde

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com