39 buitres negros vuelan en la sierra de la Demanda burgalesa

ESPECIES AMENAZADAS

Treinta y nueve buitres negros vuelan en la sierra de la Demanda burgalesa

Treinta y nueve buitres negros vuelan en la sierra de la Demanda burgalesa Buitre negro cedida GREFA. EFEverde

El proyecto Monachus, que pretende asentar a 60 buitres negros en la sierra de la Demanda burgalesa, ha conseguido una colonia de 39 pese a que la especie había dejado de criar en la zona a mediados del siglo pasado, según datos facilitados a Efe por Lorena Juste, responsable del programa. <

Este proyecto del grupo Grefa, que cuenta con financiación pública y privada, ha realizado ya en los últimos años varias sueltas de estas aves en la zona.
Este mismo sábado se han introducido en una jaula de aclimatación otros 13 ejemplares que se dejarán en libertad en menos de un año.

Seguidos atentamente por las miradas de un grupo de periodistas y algunos curiosos, los animales se han sometido a un control veterinario antes de ser introducidos en el que será su hogar durante los próximos ocho o nueve meses.

“Se trata de que se acostumbren a las condiciones ambientales de la zona, pero también de que asimilen este entorno como un lugar donde quedarse, con el objetivo de reducir su mortandad al máximo y lograr que el mayor número posible se integre en la colonia de la zona”, ha explicado Juste.

La responsable del proyecto Monachus se ha mostrado “muy satisfecha” con los resultados obtenidos hasta ahora, ya que de los 44 ejemplares que se han soltado hay 26 que se han fijado ya en la zona.
Y lo más curioso es que su presencia ha supuesto un efecto llamada para otros trece buitres, algunos procedentes de otras zonas, aunque parte de ellos sin anillar, que también se han sumado a la colonia.

Sin reproducción de buitres desde el siglo pasado 

En Burgos no se reproducían los buitres negros desde mediados del siglo pasado, por lo que se ha optado por introducir animales procedentes de centros de recuperación de Castilla y león, pero también de otras seis comunidades autónomas.

Los trece que se han introducido hoy en la jaula de aclimatación proceden de Cantabria, Valencia, Castilla-La Mancha y, por primera vez, La Rioja; aunque en sueltas anteriores se ha contado también con aves procedentes de Asturias y Galicia.
El objetivo del proyecto Monachus, similar al que permitió a partir de 2007 la recuperación del buitre negro en Los Pirineos, es llegar a soltar 80 ejemplares para fijar unos 60 en la zona.
Sin embargo, Juste aclara que se podría conseguir una colonia de buitres de ese volumen incluso con la suelta de menos ejemplares si se mantiene la tendencia de atracción de buitres de otras zonas o que permanecían aislados. EFEverde




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com