TRASVASE-TAJO SEGURA

Seis claves para entender el “laberinto” del trasvase Tajo Segura

Seis claves para entender el Imagen de un tramo del trasvase Tajo-Segura. EFE

Desde 1979, año en el que se inauguró el trasvase Tajo-Segura, la perpetua polémica en torno a la gestión del agua entre ambas cuencas se ha complicado aún más tras la reciente sentencia del Tribunal Supremo, que anula varios artículos del Plan Hidrológico del Tajo porque no fija caudales ecológicos.

Mientras que los partidarios del trasvase no dan la batalla por perdida, las plataformas en defensa del río Tajo celebran la sentencia que, a su juicio, garantiza tanto las demandas de la cuenca como sus necesidades ambientales.

Estos son los seis puntos claves para entender el “laberinto” del trasvase Tajo Segura:

1.- ¿Qué expresa la sentencia?

La sentencia emitida el 11 de marzo, cuestiona que no se hayan establecido caudales ecológicos -el agua necesaria para preservar los valores ambientales del cauce-, sino solo legales en Aranjuez (Madrid), Toledo y Talavera de la Reina (Toledo), fijados en 6 metros cúbicos por segundo en la primera y 10 metros cúbicos por segundo en ambas ciudades toledanas.

Según el fallo, se incumplían los caudales mínimos ecológicos que establecían 10,86 metros cúbicos en Aranjuez, 14,10 metros cúbicos en Toledo y 15,92 metros cúbicos en Talavera.

La sentencia también recuerda que satisfacer las demandas ambientales (como los caudales ecológicos) es una condición previa para calcular otros usos (trasvases, por ejemplo).

La decisión del alto tribunal obligará a la Confederación Hidrográfica del Tajo a que el trasvase fije unos caudales ecológicos en los embalses en cabecera, lo que podría modificar el volumen de agua a trasvasar al Segura.

2.- ¿Cuál es la postura de la cuenca cedente?

Este fallo supone un “hito histórico” para la Plataforma en Defensa de los Ríos Tajo y Alberche, la asociación GRAMA, Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo, Ayuntamiento de Mantiel (Guadalajara) y Municipios Ribereños de los Embalses de Entrepeñas y Buendía, que llevan años pidiendo la mejora del Tajo.

En su opinión queda aún mucho por hacer, pero el Supremo obliga a revisar en profundidad el vigente plan de cuenca del Tajo y ha empezado a deshacer “el nudo gordiano con el que durante cuarenta años se ha amordazado a nuestro río”.

3.- ¿Qué opina el Sindicato de Regantes?

El Sindicato de Regantes, que se beneficia del trasvase del Tajo, manifiesta que la resolución judicial solo anula el articulado en lo relativo a esos caudales ecológicos pero que ello no afecta al trasvase y su presidente, Lucas Jiménez, afirma que la decisión “declara vigentes y perfectamente válidas todas las reglas de explotación y la legislación del Trasvase”.

4.- Los ecologistas aplauden la sentencia

Para Greenpeace y Ecologistas en Acción es una “sentencia histórica y da la razón a los grupos conservacionistas y asociaciones que llevan años denunciado la situación del río, cuyo caudal se está “muriendo”.

Asimismo, afirman que la Confederación del Tajo deberá presentar un nuevo plan adaptado a los caudales ecológicos, que ahora mismo “no está cumpliendo” con la propia normativa española ni la Directiva Marco del Agua.

5.- ¿Cuál es la postura del Gobierno?

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, señala que la sentencia va “exactamente en la línea” en la que ya se había pronunciado el Parlamento Europeo y en la cual el Gobierno viene trabajando a lo largo de estos 9 meses, en la elaboración de los nuevos planes hidrológicos, este caso en los del tercer ciclo.

6.- ¿Qué pasará a partir de ahora?

La sentencia del Supremo no determina cuáles deben ser los caudales ecológicos, por eso la Confederación Hidrográfica del Tajo, deberá ahora establecerlos para el Tajo y el resto de ríos de la cuenca conforme a la legislación vigente, que ha incumplido.

A partir de ahora, las autoridades competentes -el Ministerio para la Transición Ecológica, la Confederación del Tajo y las comunidades autónomas afectadas- tienen la “obligación” de acatar todo lo que dice el fallo, explica Rafael Seiz, experto en agua de WWF.

Para Seiz, mientras se designa el régimen de caudales ecológicos, que llevará un tiempo de ejecución a la Confederación, debería existir una “paralización preventiva” de los trasvases cuando no se pueda asegurar el régimen de caudales. EFEverde

Te puede interesar:

El Tribunal Supremo anula el Plan Hidrológico del Tajo

 





Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com