TRASVASE TAJO

Denuncian nuevo trasvase “ilegal” Tajo-Segura

Denuncian nuevo trasvase Fotografía de archivo de un tramo del trasvase Tajo-Segura. EFE

Las cinco principales organizaciones ecologistas han denunciado que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) ha dado el visto bueno a un nuevo trasvase de agua del Tajo al Segura "pese a ser ilegal y en un momento en que la cabecera del Tajo está en extrema emergencia".

Las cinco organizaciones ecologistas han solicitado al Mapama toda la documentación que certifique que el trasvase de dos hectómetros cúbicos entre el 29 de septiembre y el 1 de octubre no incumple la ley ni el principio de precaución y que no deteriora los ecosistemas acuáticos del Tajo.

En un comunicado conjunto, Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF España consideran que “este nuevo episodio pone de manifiesto que, lejos de solucionar la problemática que rodea el trasvase Tajo-Segura, las reformas legislativas y su complejidad acarrean conflictos sociales, ambientales, jurídicos y políticos insostenibles”.

Denuncian que el Ministerio “ha dado el visto bueno a un trasvase en un momento de extrema emergencia en la cabecera del Tajo, con los embalses de cabecera -Entrepeñas y Buendía- en nivel cuatro y con 134 hectómetros cúbicos por debajo del mínimo permitido para trasvasar”.

Bajo esta situación, y conforme a las reglas de explotación establecidas, “no es posible trasvasar agua ni ceder derechos”, añade el comunicado, por lo que la decisión del Ejecutivo “abandona por completo el cumplimiento de la normativa europea y la protección de los ecosistemas acuáticos de la cuenca del Tajo”.

Gestión del agua

Las organizaciones ambientales argumentan que, ante la situación crítica a la que se enfrenta la cuenca del Tajo a medio y largo plazo, es necesario poner sobre la mesa la actual explotación del trasvase, “insostenible e inadaptada a la reducción del régimen natural en las últimas décadas”.

En su opinión, “este modelo de explotación queda fuera de la planificación hidrológica que exige la normativa comunitaria, condiciona la gestión del agua en la Demarcación Hidrográfica del Tajo y condena al río a una situación de degradación permanente”.

Por último, reclaman “un cambio de rumbo urgente en la política de aguas que destierre por completo los enfoques productivistas y mercantilistas incompatibles con la normativa del siglo XXI” y se reorienten los sectores económicos de forma que se adapten a los recursos disponibles y al uso sostenible de los mismos. Efeverde




Secciones:                
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies