TRANSICIÓN ENERGÉTICA

El Gobierno “no dejará solos” ni a los ciudadanos ni a la industria en la transición energética

El Gobierno Recurso de archivo. EFE

El Gobierno "no dejará solos" ni a los ciudadanos ni a la industria de la automoción en el proceso de transición energética que se va a poner en marcha para conseguir, en el año 2040, que no se vendan ni matriculen vehículos contaminantes.

Así lo ha asegurado hoy, tras la reunión del Consejo de Ministros, la ministra portavoz, Isabel Celaá, quien ha explicado que, tras lanzar esta semana el primer borrador del texto de ley de cambio climático y transición energética, el Gobierno tiene intención de aprobar el proyecto y remitirlo al Parlamento antes de que acabe el año.

Celaá ha expresado su deseo de que el texto alcance el máximo consenso social y político posible.

La portavoz del Ejecutivo ha observado que el del cambio climático es “un problema urgente que no puede esperar” y que preocupa “muy seriamente” a la sociedad española, y se ha referido a los estudios estadísticos que apuntan que el 87 % de la población considera que éste es un asunto “preocupante”.

Isabel Celaá ha señalado que el Gobierno tiene “la obligación” de afrontar este problema y se tratarlo como una “política de Estado”, y en ese sentido ha incidido en la necesidad de impulsar las energías renovables y de respaldar al sector de la automoción en este proceso de cambios.

Transición energética

La intención, ha explicado la ministra portavoz, es acometer la transición energética de una manera “ordenada” y ha observado que restan todavía 22 años para llegar al primer plazo fijado por el Gobierno en el borrador para prohibir la venta y matriculación de los vehículos contaminantes y sustituirlos por coches no contaminantes.

Celaá ha señalado que estos plazos (2040 para prohibir la venta y 2050 para restringir su circulación) son asumibles y ha advertido que en varios países de Europa esos plazos son más cortos.

La ministra portavoz ha subrayado en ese sentido que ni los ciudadanos ni la industria de la automoción van a estar “solos” en este proceso de transición energética hacia escenarios descarbonizados y bajos en emisiones de dióxido de carbono.

“Estamos trabajando estrechamente con el sector de la industria del motor”, ha manifestado Celaá, quien ha incidido en que preservar la calidad del aire en las ciudades y velar por la salud pública de los ciudadanos es parte “sustancial” de la ley de cambio climático que está preparando el Ejecutivo.

La ministra portavoz ha subrayado la trascendencia de un texto legislativo como éste, al recordar los miles de personas que mueren cada año como consecuencia directa o indirecta de los elevados niveles de contaminación, y ha apelado a la “aquiescencia” del resto de fuerzas políticas para tratar de consensuar este proyecto. EFEverde




Secciones:                    
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com