TRANSICIÓN ECOLÓGICA

La Fundación Alternativas urge medidas para que la transición ecológica sea “justa”

La Fundación Alternativas urge medidas para que la transición ecológica sea Imagen de archivo de la central térmica de Soto de Ribera (Asturias). EFE/ J.L.Cereijido

La Fundación Alternativas ha urgido cambios para anticiparse a los efectos del cambio climático, pero ha reclamado acciones "contundentes" para proteger a las poblaciones que se pueden ver afectadas por esa transición a un modelo productivo más ecológico y para que esa transición sea "justa".

Entre esas acciones, la Fundación apunta planes de transición en las comarcas españolas afectadas por el cierre de centrales energéticas (nucleares o de carbón), planes de diversificación y reactivación económica para zonas vulnerables, inversiones públicas para la creación de empleo en empresas nuevas o el desarrollo de infraestructuras y tecnologías bajas en carbono.

Estas recomendaciones se ponen de relieve en el “Informe sobre sostenibilidad en España 2018. Cómo anticiparse a la crisis del cambio climático”, elaborado por la Fundación Alternativas y que se presenta hoy.

España, especialmente vulnerable al cambio climático 

España, emergen tras el pueblo de Cofrentes. EFE/Kai Försterling.

Vista de las torres de la nuclear y el pueblo de Cofrentes (Valencia). EFE/Kai Försterling.

El informe incide en que España es un país especialmente expuesto al cambio climático y está ya experimentando una mayor desertización, un aumento de las temperaturas y un descenso de las precipitaciones.

Ante los procesos migratorios vinculados al clima, esta organización constata en su informe que “no debe ser una imprudencia” plantear estos desplazamientos para diversas zonas de España, e incide en la importancia de dar respuestas de una forma “planificada, solidaria, equitativa y respetuosa” con los derechos y la dignidad de las personas.

Señala el informe que los países que más han avanzado en la reducción de gases de efecto invernadero (el Reino Unido o Suecia) son los que han alcanzado acuerdos a nivel nacional entre todos los partidos del arco político para acelerar la descarbonización.

Contaminantes atmosféricos

En relación con los contaminantes atmosféricos, la Fundación Alternativas ha advertido que España aparece en los primeros puestos y recuerda que proceden en gran parte de la energía, por lo ahonda en la necesidad de acelerar la transformación del sistema energético español para mejorar la calidad del aire.

Esta organización aplaude los avances europeos en materia de energías renovables, pero critica que en otros ámbitos la Unión Europea está “muy lejos” de conseguir sus propósitos, y cita en ese caso la preservación de la biodiversidad.

La Fundación Alternativas considera que “no hay dudas” sobre la urgencia de la transición del sistema agroalimentario hacia un modelo adaptado al cambio climático y que minimice sus propios impactos sobre el medio ambiente, pero lamenta que la última reforma de la PAC haya sido “mucho menos ambiciosa de lo que pretendía ser”.

Revisión del modelo turístico

El informe analiza también la situación del turismo en España, y aunque reconoce el éxito de la política turística de las últimas décadas en términos de crecimiento (número de visitantes e ingresos por turismo) incide en la urgencia de revisar de una forma decidida la cuestión de la sostenibilidad ante los síntomas de “rechazo, agotamiento o sobre-explotación de los recursos”.

Advierte además esta Fundación que siete de las diez cuencas hidrográficas con un mayor estrés hídrico están España y hace falta “más que lluvia” para resolver los desafíos estructurales en relación al agua, y propone promover el ahorro y la eficiencia técnica para que puedan surgir nuevas actividades económicas pero sin comprometer la sostenibilidad del sistema a largo plazo.

La Fundación sugiere además que se diseñen tarifas que premien a los más eficientes y penalicen a quienes son menos, y también mecanismos que permitan financiar la seguridad hídrica a largo plazo para aumentar los niveles de resiliencia en los periodos secos, que cada vez serán “más largos, frecuentes e intensos”.

Iniciativas valientes para una transición justa

El documento  abarca ocho grandes áreas: migraciones climáticas; demanda energética; medio ambiente y descarbonización de la economía europea; aplicación de las normativas ambientales de la UE; empleo verde y transición justa; agricultura y cambio climático; turismo sostenible, y gestión del agua. El informe completo se presentó el 28 de junio en el Real Jardín Botánico de Madrid y contó con la moderación de Arturo Larena, periodista ambiental y director de EFE Verde. En la mesa participaron Cristina Narbona, Natalia Fabra, Inés Sabanés y Mariano Sanz Lubeiro.

Cristina Narbona, ex ministra de Medio Ambiente, subrayó la “estrecha relación” existente entre agua, energía y biodiversidad, y afirmó que la puesta en marcha del Ministerio para la Transición Ecológica “es un sueño hecho realidad tras ocho años perdidos”.

La gravedad del cambio climático ha puesto en marcha dos iniciativas fundamentales a nivel internacional: el Acuerdo de París para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y avanzar hacia la descarbonización, y la transición energética. Países como Dinamarca, Francia o Alemania se han tomado muy en serio la coyuntura, y sus procesos de transformación están ya en marcha, mientras que España sigue en el vagón de cola y con casi todo por hacer.

En este apartado, el informe recuerda que los estados que más han avanzado en la reducción de gases de efecto invernadero son aquellos que a nivel nacional han logrado acuerdos entre todos los partidos del arco político para acelerar la descarbonización de la economía, como es el caso de Reino Unido o Suecia.

Natalia Fabra, profesora de Economía en la Universidad Carlos III, destacó la importancia de establecer un cierre paulatino y ordenado de las centrales térmicas y nucleares, “como ya se está haciendo en otros países”. En su opinión, la lucha contra el cambio climático “no se puede concebir” sin tener en cuenta la energía; pero la transición energética beneficiará a los consumidores y tendrá efectos positivos en la sociedad. No obstante, “si queremos avanzar en este sentido hace falta voluntad política y económica”.

Para Inés Sabanés, delegada de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, el cambio de Gobierno ha supuesto un “profundo alivio” a nivel medioambiental e institucional, pero aclaró que es “crucial” llevar a cabo una planificación estratégica para cumplir con la Agenda 20/30, orientada a favorecer un desarrollo sostenible e igualitario.

Mariano Sanz Lubeiro, secretario confederal de Medio Ambiente y Movilidad de CCOO: “La transición energética es la antesala de la ecológica. Pero tenemos que activar el diálogo social y ser firmes en nuestros compromisos con Europa. Con valentía y talento seremos más eficaces”.

 




Secciones:                    
Periodista de la Agencia EFE.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies