TRANSICIÓN ENERGÉTICA

La transición energética creará cuatro empleos por cada uno que destruya

La transición energética creará cuatro empleos por cada uno que destruya Dolores Huerta, Javier García Breva y Arturo Pérez de Lucía en el foro / EFE

La transición energética generará cuatro puestos de trabajo por cada uno que destruya en el proceso de descarbonización de la economía, según datos de la Organización Internacional del Trabajo aportados hoy por el experto ambiental y presidente de la consultora energética N2E, Javier García Breva.

Breva ha presentado un informe sobre ‘Los empleos de la Transición Energética’ en el que describe las directivas europeas de energías renovables y eficiencia energética, tanto las vigentes como “las que están por venir en el paquete de invierno”, como un impulso para la política energética española.

Tecnologías verdes

Aplicar lo estipulado por estas directivas “de manera plena y dentro de plazo” será, a su juicio, la mejor actuación posible de un Gobierno, el español, que “hasta ahora ha percibido las tecnologías verdes como un sobrecoste y no una oportunidad“.

Además, estas herramientas ayudarán a solventar “el principal problema de la economía española: la baja tasa de empleo”.

Sectores

García Breva ha augurado que los nuevos puestos de trabajo se concentrarán, principalmente, en dos sectores: la edificación y la electricidad en el transporte.

En el sector de la construcción, el primer reto a afrontar será una tarea tan “titánica” como la de descarbonizar el parque ya edificado, según ha añadido durante la presentación la secretaria técnica de Green Building Council España, Dolores Huerta.

A éste seguirán otros desafíos como la capacitación de edificios para la generación de su propia energía, por ejemplo mediante el acondicionamiento de las cubiertas con paneles solares.

Aunque “todavía es difícil imaginar la ciudad descarbonizada en 2050”, Huerta ha pronosticado que para entonces surgirá un modelo de urbe que contará con “nuevas estructuras de barrio, orientadas a hacer dueño al ciudadano de su propia energía”.

En este sentido, otro nicho de empleo será el desarrollo de aplicaciones inteligentes para los edificios que permitan una “gestión energética activa e inteligente” y con participación del usuario, hasta alcanzar el objetivo de “consumo cero”.

Las sinergias entre el sector de los edificación y la electrificación del transporte se verificarán en actuaciones como la creación de puntos de recarga donde se pueda intercambiar energía entre coches y edificios.

Transporte

La movilidad eléctrica, además, proporcionará puestos de trabajo en “la fabricación de vehículos y sus cadenas de suministro” como parte de los nuevos procesos de la Industria 4.0, según ha indicado el gerente de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico, Arturo Pérez de Lucía.

También en este sector surgirán nuevos modelos de negocio basados en una relación directa con el cliente, como los sistemas de ‘carsharing’, ‘motosharing’ o ‘bicisharing’, ha precisado.

En cualquier caso, los empleos que nazcan a partir de la transición energética demandarán “nuevas capacidades” en materia de rehabilitación energética, sinergias entre sectores y el desarrollo de tecnologías para baterías de almacenamiento e infraestructuras de recarga, entre otros.

Los tres expertos que han participado en la presentación del informe han insistido en la necesidad de prever “qué formación es necesaria para acometer estos desafíos” y han defendido que este tipo de capacitaciones deberían estar ya incluidas “en el currículum de aprendizaje de grado o formación profesional de los técnicos” del futuro inmediato. EFEverde




Secciones:                    
efeverde
Plataforma global de periodismo ambiental y científico de la Agencia EFE (EFEverde y EFEfuturo) www.efeverde.com y www.efefuturo.com