tortugas bobas llegan a la costa andaluza

Tortugas bobas llegan a la costa andaluza infestadas de parásitos

Tortugas bobas llegan a la costa andaluza infestadas de parásitos

La Consejería andaluza de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha detectado en julio y agosto "masivos varamientos" de un centenar de ejemplares de tortuga boba (caretta caretta) en la costa andaluza, desde la Bahía de Algeciras, en Cádiz, hasta el Golfo de Vera, en Almería. Cerca de un centenar de ejemplares de esta tortuga marina han tenido que ser ingresados en los centros de gestión del medio marino andaluz (CEGMA), dependientes de este departamento, según un comunicado emitido hoy por dicha Consejería.

Cerca de un centenar de ejemplares de esta tortuga marina han tenido que ser ingresados en los centros de gestión del medio marino andaluz (CEGMA), dependientes de este departamento, según un comunicado emitido hoy por dicha Consejería.
La mayoría de estas tortugas son ejemplares jóvenes, con pesos comprendidos entre 1 y 8 kilogramos y unas longitudes de caparazón de entre 25 y 40 centímetros, y sufren una infestación masiva de parásitos epibiontes en aletas, cabeza, caparazón y plastrón.
En algunos casos, las tortugas infestadas sufren también neumonía, lo que hace necesario la aplicación de tratamientos específicos.
La mayor parte de los individuos ingresados “se están recuperando con normalidad” tras recibir un tratamiento sencillo, que consiste en mantenerlos 48 horas en agua dulce, lo que mata los epibionentes, y en la aplicación de antibióticos para curar las heridas que puedan producirles el desprendimiento de los crustáceos que tienen adheridos.
De hecho, 32 individuos han sido ya devueltos al mar completamente recuperados, según el comunicado.

Una de las hipótesis que baraja la Junta de Andalucía para explicar esta masiva llegada de tortugas a la costa andaluza sería “una entrada excepcional de individuos jóvenes al Mediterráneo llegados a través de las mismas corrientes y que coinciden en espacio y tiempo con una explosión de larvas de estos crustáceos, los cuales aprovecharían a asociarse a los cuerpos de las jóvenes tortugas y así poder desarrollarse”.

 

 




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com