RÍOS DISCAPACITADOS

Territorios Vivos acerca a discapacitados al conocimiento de los ríos

  • La organización ecologista “Territorios Vivos” ha llevado a cabo la iniciativa  “Proyecto Ríos Accesibles”,

     

Territorios Vivos acerca a discapacitados al conocimiento de los ríos Discapacitados de FEAPS en el Proyecto Ríos

La organización ecologista “Territorios Vivos” ha llevado a cabo una iniciativa para fomentar la inclusión de personas con discapacidad intelectual como voluntarios en el “Proyecto Ríos Accesibles”, con el fin de que ellos también puedan sentirse involucrados en crear un impacto ambiental positivo.

El Proyecto Ríos es una iniciativa que nació en el año 1997 en Cataluña, que se fue extendiendo por el resto del territorio nacional, y en la que se pretende capacitar a la ciudadanía en el conocimiento, puesta en valor y mejora de los ecosistemas fluviales.

Fue en el año 2007 cuando la organización ecologista Territorios Vivos se hizo responsable del proyecto para instaurarlo en la Comunidad de Madrid.

Y este año, “Territorios Vivos” ha querido ir más allá  al crear “Proyecto Ríos Accesibles”, con el que intenta, según la organización, el acercamiento de personas con discapacidad intelectual al territorio y facilitar su participación en la conservación de los ríos a través del voluntariado ambiental.

En la realización de este proyecto, los voluntarios escogen un río cercano a su localidad para hacer un seguimiento en un tramo de 500 metros de longitud que el grupo haya elegido y en el que realizan dos inspecciones al año, una en primavera, realizada durante  el mes de junio pasado, y otra en el próximo otoño, para analizar el estado de salud de ese río, tanto de la calidad de sus aguas como del ecosistema fluvial en su conjunto, flora y fauna.

MATERIALES DIDÁCTICOS ADAPTADOS

Para ello, la organización ecologista ha provisto a los voluntarios de una metodología con materiales adaptados para su discapacidad; mediante técnicas de lectura fácil (para hacerlos cognitivamente accesibles), diseñando réplicas de los insectos que se utilizan como bioindicadores, etc. Además, reciben formación para desarrollar  la inspección sobre el terreno.

El coordinador de proyectos y temas de accesibilidad y de educación ambiental de la organización, Fernando Arias, habló con EFEverde para explicar los objetivos del proyecto:

“Inicialmente teníamos una iniciativa que se puso en marcha en la Comunidad de Madrid en 2007, denominada “Proyecto Ríos” y consistía fundamentalmente en crear voluntariado ambiental participando en la conservación, el seguimiento y el estado de nuestros ríos, que ya venia funcionado desde el año 1997 en gran parte de las comunidades españolas”.

Pero “nosotros decidimos en un momento determinado que las personas con discapacidad intelectual también pudieran participar en este proyecto”, subrayó Arias.

El motivo de esta organización ecologista era generar la idea de igualdad de oportunidades, con un lema básico: “Nada para las personas con capacidad sin las personas con discapacidad. Para ello nos pusimos en contacto con la Federación de organizaciones en favor de Personas con Discapacidad Intelectual de Madrid (FEAPS), que aglutina en la Comunidad a todas las asociaciones que trabajan con estos grupos”, añadió Arias.

La idea inicial de la Asociación era dar las mismas oportunidades de igualdad a los discapacitados físicos, pero se encontraron con un problema inicial, que para este grupo de personas era más complicado acercarse a los ríos, sobre todo a diferentes tramos, por lo que “decidimos hacerlo con discapacitados intelectuales, con los que era más factible su acceso”, explicó Arias.

El proyecto contó también con el apoyo de la Fundación ONCE, Telefónica, y la Fundación Biodiversidad, gracias a lo cual se pudieron adaptar los materiales, “y fueron los propios usuarios con discapacidad, – dijo el coordinador de la Asociación- a través de FEAPS, quienes validaron los textos, y con los que participamos desde el comienzo en el diseño de todas las actividades”.

De esta forma se crearon ocho grupos de voluntarios, a los que Territorios Vivos acercó a distintos tramos de los ríos Manzanares, Guadarrama y Arroyo de San Buriel, de la Comunidad de Madrid.

“Allí les enseñamos cómo se hacia su inspección. Medíamos la anchura del río, la profundidad, la velocidad del agua, los parámetros físicos del río, sus nitratos, compuestos químicos, la temperatura o el ph, así como el tipo de vegetación que existía”, señaló Arias.

LA AVENTURA COMIENZA EN OCTUBRE

Ahora, la segunda parte de esta aventura les corresponde a los equipos de discapacitados que han participado en el proyecto y que se han comprometido a realizar en octubre y de forma autónoma. Realizarán la inspección del tramo del río que ellos elijan con los métodos que la Asociación les ha enseñado, con el fin de realizar una comparativa en dos estaciones del año tan sensibles para los caudales hídricos.

Así, los ochos grupos que han participado en el Proyecto Ríos, en la Comunidad de Madrid, facilitarán a los técnicos de Territorios Vivos datos fundamentales para la inspección y recopilación de los parámetros que se les ha enseñado a buscar.

Y con esos datos “realizaremos el informe que anualmente elaboramos sobre la calidad y el estado de los ríos en la Comunidad de Madrid, gracias a todo un grupo de voluntarios que han venido participando desde el año 2004 con nosotros de forma continuada”, señaló el coordinador de la Asociación.

Para Fernando Arias, la actitud de las personas con discapacidad que han colaborado este año con ellos ha sido “completamente receptiva e impresionante. Funcionan como un grupo de voluntarios normal y  participando de una forma complemente activa”.

El objetivo de Territorios Vivos es realizar una integración entre el medio ambiente y la sociedad y “para ello tenemos una serie de elementos básicos en nuestra filosofía como son la organización para trabajar en temas ambientales, favorecer modelos de desarrollo justos y sostenibles, y que sean compatibles con la conservación de la biodiversidad biológica y cultural”, sostuvo Arias.

La Asociación Territorio Vivos, que se creó hace diez años, ha aumentado su base social hasta el centenar de asociados en 2013. En este tiempo ha desarrollado iniciativas en algunos países de América Latina, sobre todo en Bolivia, y el establecimiento de relaciones con algunos organismos locales y, también mediante la creación de algunas entidades ligadas a ellos como son Territorios Vivos México y Territorios Vivos El Salvador.

 

 

 

 




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies