GRAN CANARIA VERTIDO

El vertido en Las Palmas, cerrado sin daños al mar ni a la fauna

El vertido en Las Palmas, cerrado sin daños al mar ni a la fauna El episodio de vertido en Las Palmas se cierra sin daños al mar y la fauna. EFE/Cabildo G. Canaria

El Cabildo de Gran Canaria dio anoche por finalizada la situación de emergencia por contaminación marina declarada la madrugada del sábado por el vertido de 60.000 litros de gasóleo en el puerto de Las Palmas, sin que se hayan detectado daños en la costa ni en la fauna.

En un comunicado, el Cabildo explicó que todas las administraciones implicadas en este episodio, provocado por la rotura de varios conductos de combustible tras el choque de un ferry contra un muelle del puerto, acordaron cerrar el mismo.

La decisión se tomó después de que los rastreos aéreos realizados este lunes por los medios aéreos del Gobierno de Canarias y de Salvamento Marítimo apreciaran indicios de presencia de hidrocarburos en el mar.

“La situación ha concluido sin que se hayan producido daños ambientales de ningún tipo, dado que el vertido no llegó a impactar contra la línea de costa ni por el momento se ha recibido aviso por algún animal afectado por el gasóleo en el Centro de Recuperación de Fauna de Gran Canaria, aunque no se descarta que se pueda localizar alguno en los próximos días”, detalló la corporación insular.

Un accidente por una avería

El derrame de gasóleo se produjo la noche de viernes al sábado, después de que un ferry que cubría la ruta Gran Canaria-Tenerife chocara de frente contra un muelle poco después de zarpar tras sufrir una avería.

Los técnicos calculan que las tuberías de combustible – que reventaron al impactar el buque contra el muelle – derramaron unos 60.000 litros de gasóleo, la mitad de los cuales fue recogida de forma mecánica en los primeros momentos.

El resto se extendió en forma de una mancha de unos tres kilómetros de longitud por lo que se activó el plan nacional frente a contaminación marina y se paralizó la desaladora que abastece de agua a Las Palmas de Gran Canaria.

Sin embargo, pronto se comprobó que el vertido no había llegado a la depuradora, que recuperó su actividad, y que el vertido era de gasóleo, un combustible ligero y que se evapora con rapidez.

Los tres barcos de Salvamento Marítimo que trabajaron sobre la mancha durante el fin de semana concentraron sus esfuerzos en batir con sus hélices la película de gasóleo que flotaba sobre el agua, para acelerar su dispersión y evaporación.

El consejero de Medio Ambiente y Emergencias del Cabildo de Gran Canaria, Miguel Ángel Rodríguez, agradeció el trabajo de todos los cuerpos de emergencias. Efeverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies