POLÍTICA AMBIENTAL

Teresa Ribera: el futuro pasa por limitar el coche y fomentar el transporte público

Teresa Ribera: el futuro pasa por limitar el coche y fomentar el transporte público Archivo

La Granja (Segovia)  (EFE).- La limitación de los coches en las grandes ciudades "ya es una realidad", por lo que el debate pasa por buscar alternativas como pueden ser el transporte público o la bicicleta eléctrica para generar un modelo "muy diferente", ha asegurado la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera.

El objetivo es disminuir la carga de contaminantes locales que respiramos por un tema de salud, pero también para recuperar el espacio público para los ciudadanos frente a lo que la ministra ha calificado de una “ocupación inmensa de los vehículos”, que se ha dado durante la segunda mitad del siglo XX.

Momentos antes de participar en la presentación oficial del candidato a la alcaldía de La Granja (Segovia) por el PSOE, Samuel Alonso, Ribera ha explicado a los medios que este fenómeno de prohibir la circulación de vehículos en el centro de las ciudades no solo se está produciendo en las capitales europeas, sino también en ciudades de India y China.

Limitar el coche, limitar la contaminación

Tal y como ha indicado, la carga ambiental tiene un “límite” y la contaminación tiene efectos en salud y el espacio público físico, por eso, a su juicio es necesario apostar por modelos de transporte público que permitan a la gente a cubrir sus necesidades de movilidad, y así “evitar que tengan que elegir entre desplazarse o quedarse en casa”.

Por otra parte, se ha referido a la importancia de incentivar que la transición ecológica se produzca de forma “rápida y con suficiente antelación”, y recordado que en esta materia están incluidos los temas relacionados con la energía, el agua o el suelo.

Asimismo, ha recordado que el carbón ha pasado de ser una fuente de progreso, empleo y tradición emocional en las comarcas mineras a considerarse un elemento pernicioso para la salud y el medio ambiente.

Viento y biomasa

Por este motivo, ya se está optando por otro tipo de tecnologías que aprovechan el sol, el viento o la biomasa para “aportar gran parte de las soluciones”, ha subrayado.

Además, a través de estas soluciones sostenibles se están liberando recursos que antes se destinaban a la exportación de combustibles fósiles y que, tal y como ha aclarado, ahora pueden ir para innovación o políticas sociales.

Ribera ha reconocido que es un proceso “complejo” que supone “pensar las cosas de otra manera”, no obstante, cuando se empiezan a experimentar los beneficios queda patente que “no es solo una realidad teórica, sino que tiene una incidencia social extraordinaria”, por eso, ha insistido en la necesidad de integrar la sostenibilidad en la realidad económica y social. EFE
cco/rjh/jdm




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com