SEGURIDAD NUCLEAR

Teresa Ribera apela al CSN asumir la tarea compleja de gestión de residuos nucleares

nuclear Nuclear-Almaráz-Foto Marta Martínez

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha afirmado que la energía nuclear atraviesa «un momento clave» con vistas a un futuro en el que afrontar la «tarea compleja» del desarrollo del VII Plan General de Residuos Radiactivos, así como gestionar las alarmas nucleares activadas tras la invasión rusa de Ucrania

<

Este lunes se ha celebrado en el Congreso de los Diputados la toma de posesión de Juan Carlos Lentijo como presidente del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), y de Javier Dies, como consejero de dicha institución, en un acto presidido por la presidenta del Congreso, Meritxell Batet.

Durante su intervención en este acto, Ribera ha recordado que hasta el próximo 16 de junio está sometido a información pública el VII Plan General de Residuos Radioactivos y sus estudios ambientales y estratégicos, cuyo contenido, ha dicho, «plantea algunos desafíos importantes en un país que debe, como todos los de nuestro entorno, trabajar en la seguridad del suministro y en la gestión» nuclear.

Estamos, ha dicho la vicepresidenta, en «un momento clave» en el que el CSN afronta la «tarea compleja» de hacer de los «almacenes temporales individualizados» de residuos nucleares «unos espacios seguros» y facilitar las tareas para trabajar en el «almacenamiento definitivo de combustible».

Residuos Nucleares 

Ha destacado además que el CSN deberá hacer frente a la ubicación de los residuos nucleares de alta actividad «en un almacén geológico profundo» y dar continuidad «al centro de almacenamiento de actividad, media, baja y muy baja» para que funcione «con total seguridad» hasta completar el desmantelamiento de las centrales nucleares existentes en España.

Se trata, según Ribera, de «desafíos importantes» de un «proceso de enorme relevancia» en el que el CSN desempeña un importante papel «para ofrecer todas las garantías, la tranquilidad, la responsabilidad y la seguridad que los ciudadanos reclaman».
Todo ello, ha continuado, se lleva a cabo en mitad de una «dura crisis» desencadenada por la invasión rusa de Ucrania «que ha activado las alarmas en el ámbito de la energía nuclear con la ocupación de centrales criticas» para el país invadido y ha traído «el recuerdo de episodios que no queremos volver a vivir».

Retos 

La ministra, quien ha alabado el buen trabajo hecho por el anterior presidente de la entidad, Josep María Serena y Sander, ha destacado que Lentijo toma el relevo en el CSN con muchos retos por delante, entre los que sobresale el cumplimiento del Plan Estratégico 2020-2025 del Consejo de Seguridad Nuclear alineados con los Objetivos de Desarrollo Sotenible y la Agenda 2030.

Por su parte, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha recordado que la Constitución otorgó al CSN la consideración de «autoridad administrativa independiente» sometida al control parlamentario y que eso confiere a «una materia absolutamente sensible» como la nuclear «la garantía de seguridad, confianza y credibilidad necesaria para que los ciudadanos sepan que están en buenas manos».

El CSN es un organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico y rinde cuentas ante el Congreso de los Diputados en materia de seguridad nuclear y protección radiológica y su Pleno lo constituye un presidente y cuatro consejeros designados por un periodo de seis años.
Los miembros del pleno son nombrados por el Gobierno a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica previa comparecencia ante la comisión correspondiente del Congreso de los Diputados. EFE




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com