ÉBOLA MASCOTAS

Teresa recuerda la muerte de Excalibur junto a Alma

  • PACMA ha conmemorado el primer aniversario de la muerte de Excálibur

Teresa recuerda la muerte de Excalibur junto a Alma Teresa Romero junto a la presidenta de PACMA.

EFEVERDE.- El Partido Animalista (PACMA) ha conmemorado el primer aniversario de la muerte de Excálibur, el perro mascota de la enfermera auxiliar del Hospital Carlos III, Teresa Romero, que resultó infectada del virus Ébola el pasado año.

El acto, que ha sido celebrado simultáneamente en varias capitales de España, ha contado con la presencia en la madrileña plaza de Callao, de Teresa Romero y su marido Javier Limón, que han aparecido con su nuevo perro mascota Alma, adoptada en un centro de acogida de Alcorcón.

Al acto asistieron también numerosos perros que, aún tratándose de hembras y machos, guardaron un respetuoso silencio durante la conmemoración por la muerte de Excálibur sin pelearse entre ellos y con un letrero colgado al cuello en el que rezaba: “Yo también soy Excálibur”.

La pareja ha agradecido al público y especialmente al Partido Animalista su apoyo desde que se supo que Excálibur iba a ser sacrificado, por Orden judicial y a instancias de la Conserjería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

El 6 de octubre de 2014 se confirmó que la auxiliar de enfermería Teresa Romero, que había atendido en el hospital madrileño Carlos III de Madrid al misionero Manuel García Viejo, fallecido el 25 de septiembre por Ébola, había dado positivo al virus en los dos análisis que se le habían practicado, lo que supuso el primer caso notificado de contagio en Europa.

A la consternación que causó ante la opinión pública las causas del contagio de Teresa Romero por virus Ébola (EVE), la muerte por orden de la Administración del perro mascota de Teresa y Javier vino a sensibilizar aún más a la opinión pública.

Esta fue la razón por la que el partido Animalista PACMA tomara partido desde el principio, e incluso trataran sus miembros de impedir a las puertas del domicilio de la pareja, que las autoridades llegaran hasta Excálibur para darle muerte, hecho que tuvo una gran repercusión tanto nacional como internacional.

Más, si cabe, al comparar el muy distinto trato dado por las autoridades sanitarias de EEUU a Bentley, el perro mascota de la enfermera Pham, diagnosticada de EVE pocos días después de que lo hiciera Teresa, al contagiarse durante la atención hospitalaria a un ciudadano liberiano fallecido posteriormente.

Bentley fue sometido a cuarentena durante 21 días, durante los cuales fue atendido y monitoreado por personal veterinario. Pasado este periodo, tras comprobar la negatividad de los análisis realizados, el perro fue declarado libre del virus Ébola, reincorporándose a su vida cotidiana junto a Pham.

En el comunicado de prensa que PACMA ha ofrecido tras el acto, se informa de las actuaciones que se han llevado a cabo por parte de la Administración tras la muerte de Excálibur y su posterior repercusión en la opinión pública.

“En noviembre de 2014 la Dirección General de Sanidad de la Producción Agraria/Subdirección General de Sanidad e Higiene Animal (Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente) elabora un plan de actuación para cuando se sospeche que un perro pudiera estar infectado por el virus Ébola”, se señala en la nota informativa.

“Su objetivo- continúa PACMA- es describir las actuaciones necesarias para adoptar de manera inmediata las medidas de control adecuadas ante la presencia de un perro que haya convivido con un caso confirmado de EVE en humano”.

“En él se establece la eutanasia como único procedimiento de actuación ante casos probables de infección de virus Ébola en perros. Esta medida la justifica porque, dada la incertidumbre científica acerca del papel de los perros en la transmisión del virus de Ébola y ante la evidencia de reacción del sistema inmunitario de los mismos frente al agente patógeno, se debe aplicar el ‘principio de precaución'”.

Ante las medidas adoptadas por la Administración, PACMA ha decidido seguir con su batalla adelante con el fin de impedir el sufrimiento de los animales y la falta de conciencia de una parte de la sociedad ante el dolor que pueden sufrir éstos y sus propietarios, porque como la presidenta de PACMA, Silvia Barquero, manifestó durante el acto, “forman familias”. EFEverde

 




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies