M.AMBIENTE DEFORESTACIÓN

Talan 80.000 árboles e incendian parte de un área protegida de Bogotá

EFE/José Ramón San Sebastián

“Tierreros”, como se conoce en Colombia a quienes se apropian de baldíos en áreas protegidas para construir viviendas de invasión y venderlas a poblaciones vulnerables, talaron 80.000 árboles e incendiaron parte del parque Entrenubes, en el sureste de Bogotá, informaron este martes las autoridades.

“Es indignante lo que está pasando en Entrenubes. Los ‘tierreros’ están ofreciendo protección y suelo dentro de las áreas protegidas, que son patrimonio ambiental de todos los ciudadanos”, afirmó la secretaria de Ambiente de Bogotá, Carolina Urrutia.

Según la funcionaria, los “tierreros inescrupulosos” se aprovecharon de las necesidades de los ciudadanos y les construyeron viviendas improvisadas en los sectores de La Esmeralda y Cuchilla de Gavilán, lo que produjo daños ambientes en esa zona de los cerros orientales, que son los pulmones de la capital colombiana.

“Además, están poniendo en riesgo su vida mientras talan y queman nuestros recursos naturales”, añadió Urrutia.

Ocupaciones ilegales y daño ambiental

La secretaria de Ambiente aseguró que en la zona las construcciones ilegales e incendios afectaron 18 de las 31 hectáreas del sector.

En ese sentido, señaló que allí hubo pérdida de “bosque altoandino”, cuya recuperación puede tardar unas tres décadas, y que entre los daños ambientales hay talas, quemas de suelos, ocupaciones informales y afectación de nacimientos de agua que alimentan una quebrada de la zona.

Esto ha provocado perdida de biodiversidad y desequilibrio en el ecosistema.

Entre los árboles que fueron talados hay especies como salvio negro, arrayán negro, encenillo, gaque, sietecueros real, tuno, tuno esmeraldo, chilco, laurel, sauco, helecho arborecente y fucsia arbustiva.

“Bogotá necesita áreas naturales que protejan sus fuentes de agua y de aire como en el caso de Entrenubes. De ninguna manera estas zonas pueden ofrecerse a procesos de urbanización, estaríamos perdiendo la base sobre la cual se construye la calidad del vida de las personas del suroriente de la ciudad”, agregó Urrutia.

FAMILIAS COMO “ESCUDO HUMANO”

Después de que la Alcaldía, la Policía y la Fiscalía hoy recuperaron parte del terreno y desmontaron 260 viviendas improvisadas, un grupo de familias que estaban asentadas allí intentaron invadir la zona, para lo cual incendiaron y tumbaron árboles.

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, manifestó que “organizaciones criminales de tierreros y narcotrafico invaden zonas de alto riesgo o reservas ambientales, las lotean y estafan familias que usan de escudo”.

“Usan familias humildes de escudo humano de esa criminalidad, la mayoría estafada y pocas en complicidad. Es doloroso el drama humano. A las familias estafadas les ofrecemos alternativas de arriendo y apoyo. Las que están en complicidad las usan para enfrentarse a las autoridades”, aseguró López.

En la operación, las autoridades detuvieron a nueve personas a las que imputarán cargos por delitos ambientales.

“Necesitamos encontrar juntos una solución a este reto. La solución a esta difícil coyuntura no puede ser un atentado contra los recursos naturales por parte de unos cuantos criminales”, apostilló la secretaria Urrutia. EFE




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com